Un Sonetorvo de Lanza | Letras Libres
artículo no publicado

Un Sonetorvo de Lanza

Agripado en estos fríos días lluviosos en los que parece que se exacerba la musa lírica, Silvestre Lanza, que es prosista, pero también (cuando se descuida) es sonetero, ha escrito y me envía este sonetorvo, como él llama a su modo de cultivar el género:

A LA GRIPE

La gripe me sumerge en su pantano

donde acechan febriles cocodrilos;

la gripe me aprisiona con sus hilos,

me corta sin cuchillo por lo sano.

Soldado de la gripe veterano,

paseo por dolientes peristilos,

absorto, contemplando los tranquilos

nubarrones de un cielo tan urbano.

La gripe, profesión de fe nefanda

(salió el verso, con efes, muy gangoso),

el espíritu chupa hasta las heces.

El aliento suspenso en la bufanda,

los ojos en estado lacrimoso…

y la mano escribiendo estupideces.

N. B.- El poema vino con una dedicatoria: “A J. de la C., que tenía una gripe tan fuerte que me la contagió por correo electrónico.”