Tres poemas | Letras Libres
artículo no publicado

Tres poemas


Viajando por el código genético


Mi corazón está buscando
el Elíseo

algún país sencillo
ausente de los mapas

con sólo tres
abogados
y ninguna embajada

y sin embargo se ha extraviado
en una tierra extraña
poblada por genomas

más ancianos que Dios

un punto infinitesimal
en el mapa del hombre. ~



Aceite de humores


Estoy leyendo
una antigua farmacopea:

“El centeno posee la virtud
de reducir humores

pero causa
melancolía.”

Bueno, me digo, yo conozco
un remedio apropiado.

Es un jardín, y en él

hay una joven y encantadora dama
detenida en el tiempo.
Con gracia, se levanta

el borde de la falda
y al mismo tiempo

espanta a los gorriones
con un simple gesto de las manos.

¡Voilá! Eso es todo…

O prueba algún aceite de la sagacidad. ~



Confesión, 1931

 


Y ahora los jóvenes seguidores
de Pound cierran filas,
yo entre ellos,
y desean hacerse oír.

Como el populista que soy
deseo proceder
con sobria dignidad:
“Mis convecinos y amigos, etcétera”,

pero tengo un baile de marineros
en mi cabeza,
haciendo sonar sus tacones
y buscando salir

pero con delicadeza,
como si una mariposa
hubiera salido volando
del idioma inglés. ~



 

Versiones de Jordi Doce

 


Tags: