Sobre la querella de la lengua | Letras Libres
artículo no publicado

Sobre la querella de la lengua

Estimado Antonio:

Soy historiador del arte y no polemista. No voy a cambiar de oficio. Con mi carta intentaba comunicarte mi punto de vista, diría que razonado. Veo que te ha irritado tanto que la has contestado [Letras Libres 85, octubre 2008] troceándola e intercalando morcillas, algunas incomprensibles para mí, como la del “colega docente de Tarragona”. 

No voy a desmenuzar tu artículo. Sólo un par de cosas. Me sorprende que nunca hayas oído lo de los “polacos”, pues es ya un tópico. ¿Te acuerdas de un presidente del Madrid botando con sus hinchas al ritmo del sonsonete: “Polaco, polaco, polaco el que no bote”? Y si lo de mi añeja conferencia en el Prado te evoca a Tejero, a mí me sucedió lo mismo in situ. 

Un único comentario a tu artículo. No es cierto que Malta tenga un estado y Cataluña no. Cataluña también tiene uno: el estado español, y sería lógico pensar que nuestro estado ha de proteger, difundir y partirse el pecho por una lengua española con la historia, la demografía y la tradición literaria del catalán/valenciano. ¿Crees sinceramente que lo hace? Nada más.

Cordialmente. ¿Tú también? ~

“el bueno de Fontbona”, “viejo conocido barcelonés, “el crítico”, antaño “sensato” (¿ya no?).