Seven oaks | Letras Libres
artículo no publicado

Seven oaks

Se levantan

del árbol

las ramas

unas olas

las manos

del cielo

al dolor.

 

Como un

avispero

los dedos

echando

febriles

sus puntas

al sol.

 

Ligera

la lluvia

se alza

una niña

se aleja

como una

oración.

 

Los dedos

se cruzan

se enredan

del pino

las ramas

las manos

de amor.

 

En el hueco

y el aire

las palmas

las ramas

arañan

anidan

su voz.

 

¿Me quieres?

pues claro

hermanita

tú eres

mi hermana

María

el corazón.

 

Como fuimos

así

despedimos

y somos

hermana

esas varas

de amor. ~