Respuesta a Félix Romeo | Letras Libres
artículo no publicado

Respuesta a Félix Romeo

Querido Félix:

Debo decirte que me has dejado estupefacta. ¿Que yo te he incluido “en el club de los odiadores de mujeres”? ¿Dónde he afirmado yo semejante cosa? Resumo la polémica, para quien no la conozca: Letras Libres (enero de 2010) pide a cuatro críticos, todos varones, que propongan cada uno 25 títulos a fin de componer entre todos la lista de los 100 libros más influyentes en la España de los últimos 100 años; de las 100 obras resultantes, 97 son masculinas. Al mes siguiente yo publico un artículo (“Las que faltan”) en el que señalo ese dato, intento explicarlo –diciendo, por ejemplo, que los críticos varones se decantan, inconscientemente, por autores varones, por lo mismo que el crítico aragonés, Romeo, ha incluido a más autores aragoneses que sus colegas– y propongo una lista de 25 obras de escritoras españolas que a mi parecer han influido en el devenir de España en el último siglo.

A lo cual responde Romeo en el número de marzo que le parece “delirante” que yo le haya incluido (según él) en un presunto “club de odiadores de las mujeres” del que yo, la verdad, no tenía noticia.

Vamos a ver: ¿qué tiene de “delirante” mi artículo? ¿O será que es más fácil descalificarlo con un exabrupto que rebatirlo con argumentos? ¿Por qué no podemos discutir serenamente? ¿Qué se supone que tenemos que hacer las mujeres cuando comprobamos una y otra vez cómo cualquier grupo de poder o prestigio sólo incluye a varones? ¿Pensar que es por casualidad, o que no hay mujeres con méritos suficientes, o que es irrelevante el hecho de que sean varones quienes han elegido a los miembros del grupo en cuestión? Son opiniones que no comparto. ¿Quedarnos calladitas, por miedo a hacernos enemigos, esperar mansamente a ver a ver si algún día los caballeros tienen a bien acordarse de nosotras? Lo primero me parece cobarde; lo segundo, ingenuo.

En cuanto a tu alegación de que no sólo unos pocos sino todos los libros que mencionabas tienen alguna relación con Aragón, pues más a mi favor. Aunque mucho me temo que con ella no pretendes dar un argumento serio (por cierto: el que tuvo casa en Calaceite era, que yo sepa, José Donoso, no Mario Vargas Llosa), sino frivolizar y caricaturizar los míos.

Como hace años que te leo, Félix, en abc, en Letras Libres, en Revista de Libros…, sé que eres una persona inteligente e informada. De modo que si algún día quieres que debatamos seria y tranquilamente sobre por qué hay tan pocas mujeres entre los escritores reconocidos, puedes contar conmigo. ~