¿Quién me invita a comer en México? | Letras Libres
artículo no publicado

¿Quién me invita a comer en México?

Del 26 de noviembre al 7 de diciembre estaré de visita en el país. Considerando que la mayor parte de los lectores de Letras Libres son mexicanos, me parece una buena idea preguntarles a ustedes quién me invita a comer.

Cuando empecé esta sección el pasado mes de febrero hice la promesa tácita de no escribir sobre México. Es tan rica la gastronomía de ese país y son tan apasionados los mexicanos en la defensa de su cocina, que me parece un exabrupto jugar al extranjero metiche. Disfruto con la tendencia de varios comentaristas de este blog a buscar símiles de cualquier plato –por más exótico y lejano– en México y varias veces aguanté las ganas de contar, por ejemplo, qué tacos de buche he disfrutado más durante los últimos meses.

Llevo tres años viajando a México, varios amigos míos son mexicanos, buena parte del periodismo y la ficción que más disfruto viene de México y creo que ya viene siendo hora de romper mi promesa.

Del 26 de noviembre al 7 de diciembre estaré de visita en el país. Hasta el 30 de noviembre, en el DF y, a partir de ahí, en Guadalajara. No tendré oportunidad de visitar Oaxaca o Monterrey, pero ya resolveré esa deuda el próximo año.

Considerando que la mayor parte de los lectores de Letras Libres son mexicanos, me parece una buena idea preguntarles a ustedes quién me invita a comer. Esto es lo que les propongo: díganme en los comentarios de esta entrada o directamente en Twitter qué platillo creen que debería probar. Si es un plato significativo para ustedes y me quieren acompañar a comerlo, genial; si lo prepara su bisabuela y me dan espacio en la mesa familiar, mejor; si es una rareza, si creen que el mejor taco al pastor lo hacen en determinado lugar, si se trata de un exabrupto de grasa y azúcar, si es una bebida que produce alucinaciones, incluso si me proponen un menú vegetariano… No hay mayor limitación, solo quiero escuchar sugerencias, ver si se animan a acompañarme y luego dedicar varias entradas a las comidas y las historias que dejen esos días.

He conocido pocos países tan entusiastas con la comida como México y por una cuestión elemental de respeto me parece que comer a cuatro y más codos será mejor.

Solo una regla: quien deje algo en el plato paga la cuenta.

Así que los leo. ¿Quién me invita a comer en México?