¿Qué se juega en Venezuela este 6D? | Letras Libres
artículo no publicado

¿Qué se juega en Venezuela este 6D?

¿Cómo funciona la Asamblea Nacional venezolana? ¿Quienes serán votados? ¿Qué ofrecen las dos facciones en contienda? 

Veintiún días de campaña electoral para renovar a la Asamblea Nacional de Venezuela en los comicios del próximo domingo 6 de diciembre terminaron este jueves en Caracas con sendos actos proselitistas.  En el centro de la capital venezolana, el oficialismo; en el Este, la oposición. Los partidarios del presidente venezolano se congregaron en la avenida Bolívar, un espacio simbólico para el oficialismo porque Hugo Chávez solía realizar allí sus actos políticos.

Nicolás Maduro aprovechó la oportunidad para ratificar sus vaticinios sobre el caos que podría desatarse si la oposición gana la mayoría de los diputados del Poder Legislativo: más “guerra económica” (escasez, inflación y desabasto), clausura de los programas de asistencia social y calles desbordadas en defensa de la revolución. “Ganaremos como sea”, frase usada por el presidente en las últimas semanas, se leía en las camisetas de cientos de asistentes al acto, la mayoría empleados del Estado.

Los opositores por su parte se fueron a la avenida Francisco de Miranda a la altura de Los Palos Grandes, una zona empresarial y de clase media. Allí los dirigentes políticos alternaron en la tarima con reconocidos cantantes, animadores y humoristas. Todos coincidieron en llamar “a votar sin miedo y con esperanza en el cambio”.

“Esta ha sido la campaña electoral más sucia de toda nuestra historia. Pero ante esto, nosotros llevamos un mensaje limpio, de cambio”, enfatizó Jesús Torrealba, secretario de la Mesa de la Unidad Democrática, alianza que reúne a los principales partidos de la oposición venezolana.

 

¿Qué está en juego?

Aunque en Venezuela el sistema de gobierno es presidencialista, la Constitución de la República que entró en vigencia en el año 2000 le da al Poder Legislativo, representado por una Asamblea Nacional unicameral, un gran peso en el control del gobierno. Desde su aparición como institución del Estado, la AN ha estado dominada por el partido de gobierno. En un país con separación de poderes, eso se resolvería a través de la aplicación de la ley, pero ese no es el caso de Venezuela, según lo han señalado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, el Comité de Derechos Humanos de la ONU y la ONG Human Rights Watch, entre otros organismos. La función de control que la Constitución da al Parlamento se diluyó hasta desaparecer por completo al día de hoy. Ello se evidencia, por ejemplo, en la continua autorización de habilitaciones para que el Ejecutivo legisle a su conveniencia y sin debate público.

En su primer período (2000-2006) la AN estuvo comandada por una mayoría simple en manos del Movimiento Quinta República, partido con el que Hugo Chávez ascendió al poder. Esa legislatura habilitó al Ejecutivo para hacer leyes durante 12 meses. Para las elecciones de la AN que rigió de 2006 a 2011, los principales partidos de oposición no participaron por considerar que no había condiciones para una elección justa. 75% se abstuvo de votar y 25% de los votantes eligió a la nueva cámara: 100% de diputados chavistas. Aquella AN habilitó al presidente para legislar durante 36 meses.

La oposición regresó al ruedo para el período 2011-2016 pero apenas logró 67 diputados frente a 98 del oficialismo, pese a que la diferencia en votos fue de 1.7%. La condición de minoría sumada al carácter militarista de su presidente Diosdado Cabello, impidió a la oposición promover iniciativa alguna en 5 años. La actual AN ha autorizado 2 habilitaciones: una de 12 meses, y otra de 5 meses vigente hasta el 31 de diciembre próximo. Esta vez los opositores confían en que obtendrán los votos suficientes hacerse, al menos, con la mayoría simple en la legislatura 2016-2021. Encuestadoras reconocidas como IVAD, Datanalisis, Venebarómetro y Delphos apuntan hacía ese resultado.

 

¿Mayoría para qué?

Los constituyentes que redactaron la Constitución en 1999 establecieron mecanismos para lograr que las decisiones más trascendentes del parlamento se alcanzaran por mayorías sólidas. Algunas decisiones por ejemplo requieren del apoyo de dos tercios de los parlamentarios y otras de las tres quintas partes. Asimismo, plasmaron que las decisiones requeridas facilitar la funcionalidad del Estado surgieran de la mayoría simple. Por ejemplo, se requiere el voto de las tres quintas partes para habilitar al Presidente de la República para legislar por decreto, censurar y destituir ministros o al vicepresidente, y revocar decisiones o actos parlamentarios.

Los dos tercios en cambio son indispensables para aprobar o reformar leyes orgánicas; designar o remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a los rectores del Consejo Nacional Electoral y a los integrantes del Poder Ciudadano (Fiscal, Contralor y Defensor del Pueblo); crear o suprimir comisiones permanentes de la Asamblea Nacional; y aprobar la interpelación o comparecencia de un funcionario a puerta cerrada.

La mayoría simple aplica para aprobar enmiendas de la Constitución; autorizar los viajes del jefe del Estado al extranjero; autorizar la erogación de créditos adicionales al presupuesto de gastos; aprobar la firma de acuerdos con otros países; elegir a los integrantes de la junta directiva de la AN; aprobar el programa legislativo anual del parlamento; aprobar, rechazar o diferir la discusión de leyes y reformar el Reglamento Interior y de Debates, entre otras decisiones.

 

¿Qué ofrecen?

Las principales propuestas de la MUD para este 6D son amnistía general para los presos políticos, impulsar la productividad, aumentar la seguridad personal, garantizar la protección del salario, repatriar los capitales objeto de delitos contra el patrimonio y retomar las interpelaciones a los altos funcionarios del gobierno que no se hacen desde 2002, entre otras.

Los candidatos del oficialismo, por su parte, prometen ejecutar el programa de gobierno elaborado por Chávez para el período 2013-2019, que consta de 5 puntos: defender la independencia, profundizar el socialismo, convertir a Venezuela en un país potencia, contribuir al desarrollo de un mundo pluripolar que garantice la paz planetaria, y contribuir a la preservación de la vida y la salvación de la especie humana.

 

¿Qué se elige este domingo?

La Asamblea Nacional de Venezuela estará integrada por 167 diputados: 113 se elegirán por nombre y apellido (voto nominal), 51 entrarán por las listas de los partidos con más votación (en Venezuela existe la representación proporcional en la Constitución, pero la Ley Electoral solo beneficia a las dos fuerzas que obtengan más votación anulando al resto) y 3 representantes indígenas. Un total de 1799 candidatos aspiran a ocupar esas 167 curules, de los cuales 671 son mujeres y 1128 son hombres.Este domingo, 19,496,365 personas están llamadas a votar en 14,515 centros de votación donde habrá 40,601 mesas electorales.