¿Qué es la alfabetización? | Letras Libres
artículo no publicado

¿Qué es la alfabetización?

Ya no se habla de la alfabetización como el proceso de apropiación de la palabra escrita sino de acuerdo a los tiempos y las preferencias de lectura en los teléfonos móviles. 

¿Qué es la alfabetización? La pregunta resuena en la sala de conferencias en las instalaciones de la UNESCO en México. Es martes 8 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización. La organización publica un informe titulado La lectura en la era móvil, un estudio que reporta diferentes estadísticas sobre la relación entre la lectura y los teléfonos celulares en siete países africanos.

No se habla de la alfabetización como el proceso de apropiación de la palabra escrita que algunos de nosotros aplicamos cuando éramos jóvenes y en general ingenuos, e insistíamos en salvar al mundo habitando un par de meses comunidades rurales, dando clases por las tardes en las casas de nuestros alumnos, en su mayoría campesinos, quienes amablemente nos recibían en sus casas con nuestra metodología freireana, y muchas veces también nos alimentaban. Regresábamos rodando al D.F. al final del verano, hinchados de maíz e ideales.

Se habla de la alfabetización de acuerdo a los tiempos y las preferencias de lectura en los teléfonos móviles. Sin embargo, La Dra. Kriscautzky, Coordinadora de Tecnología para la Educación de la UNAM, nos recuerda que la alfabetización ya no es “el uso de los códigos del lenguaje para representar la expresión oral”.

Es cierto que las personas y las letras nunca estuvieron tan cerca, pero si creemos que quienes tienen un teléfono celular, que se comunican a través de mensajes y correos electrónicos son lectores, seguimos siendo ingenuos. Si creemos que conocer las letras es saber leer, o que comprender y elaborar mensajes es participar de la cultura escrita, también.

Casi 800 millones de personas en el mundo no saben leer ni escribir un solo enunciado. Dos tercios son mujeres. La alfabetización, tiene que incorporar la tecnología como herramienta, pero leer y escribir en un teléfono celular no es suficiente.

Se habla del problema de la conectividad, de la comodidad de leer y escribir en un teléfono celular, de los libros digitales, mientras los recuerdos de las campañas de alfabetización de mi adolescencia vuelven e insisten en que la lectura y la escritura no es lo único que buscábamos.

Paulo Freire escribió La pedagogía del oprimido y La educación como práctica de la libertad en los sesenta para una sociedad brasileña “alienada culturalmente por el apetito de las élites. Una sociedad sin identidad que ejecuta modelos importados”. Planteó un método basado en el diálogo para una sociedad inexperta en la democracia, que necesitaba justicia social después de que se aprobara una ley que negaba el voto a los analfabetas. Entonces Freire diseñó un programa de alfabetización masiva con duración de 45 días, con el que “se propuso liberar a 15 millones de analfabetos en Brasil”, entre 1963 y 1964.

¿Qué es la alfabetización? La pregunta resuena otra vez en cada una de las cabezas de los asistentes. La conferencia continúa, pero se va trazando en el aire otra pregunta sin respuesta aparente: ¿cómo se mide la conciencia crítica?