Música de cámara | Letras Libres
artículo no publicado

Música de cámara

I

Cuerdas, en aire y tierra,

dulce música surten;

cuerdas en la ribera

que los sauces reúne.

 

Hay música en el río:

anda Amor de paseo;

pálida flor en manto,

negras hojas al pelo.

 

Tocan todos tan grato:

hacia el son las cabezas

ya se inclinan, los dedos

perdidos en las cuerdas…

 

 

II 

El crepúsculo vira, de amatista,

a un azul que se vuelve más intenso;

cubre el farol con pálida luz verde

los sauces del paseo.

 

El viejo piano toca una canción

lenta, alegre y serena.

Ella se encorva sobre teclas rubias

e inclina por lo mismo su cabeza.

 

Manos que vagan al tiempo que escuchan,

ojos abiertos, ideas tan tímidas…

Azul oscuro todo es el crepúsculo

salpicado con visos de amatista.

 

 

V

A la ventana asómate

con tu melena blonda,

que escuché que cantabas

una apacible copla.

 

Mi libro está cerrado,

no lo sigo leyendo

para ver cómo bailan

las llamas en el suelo.

 

He dejado ya el libro

y abandonado el cuarto:

te escuché en la penumbra

entonar aquel canto.

 

Y cantando, cantando

una apacible copla,

a la ventana asómate

con tu melena blonda. ~

Versión de José Luis Rivas


Tags: