Mort aux chats | Letras Libres
artículo no publicado

Mort aux chats

Ya no habrá más gatos. Los gatos son un foco de infecciones, los gatos vician el aire, los gatos consumen en una semana siete veces su propio peso en comida, los gatos eran objeto de adoración en sociedades decadentes (Egipto y la antigua Roma), los griegos no sabían qué hacer con ellos. Los gatos se sientan para orinar (nuestros científicos lo han comprobado). La cópula de los gatos es horrible. Se ponen insoportablemente tiernos con la luna. Tal vez estén bien en su propio país, pero sus costumbres son extrañas a las nuestras. Los gatos huelen, no lo pueden evitar, lo notas al subir las escaleras. Los gatos ven demasiada televisión y pueden dormir en mitad de una tormenta. No ha habido nunca grandes artistas que fueran gatos. No merecen una g mayúscula más que al comienzo de una frase. La culpa de mi dolor de cabeza y de que se mueran mis plantas la tienen los gatos. Nuestro barrio está lleno de ellos, los valores de la propiedad están bajando. Cuando sueño con Dios contemplo una Masacre de gatos. ¿Por qué insisten en tener su propia lengua y su propia religión, a quién le hace falta ronronear para saber explicarse? ¡Muerte a todos los gatos! ¡El Reino de los Perros ha de durar mil años! ~ — Versión de Carlota Chambers