Metraje encontrado o De la blogcultura como cofradía del Bibliotecario Ciego | Letras Libres
artículo no publicado

Metraje encontrado o De la blogcultura como cofradía del Bibliotecario Ciego

La figura del bibliotecario ciego llevada a territorios digitales. 

Una vertiginosa metáfora transmoderna (encarnada claro por Borges y ficcionalizada entre otros por Umberto Eco en El nombre de la rosa a través del medieval y monástico Jorge de Burgos –obvia referencia al argentino) es El Bibliotecario Ciego. Amén del logrado pathos senequista que imprimió el autor de Otras inquisiciones a su “Poema de los dones” [http://www.poesi.as/jlb0402.htm], la noción expresada en esos versos de que “es indiviso y uno el anatema” trasciende actualmente, creo, la comparación con Paul Groussac y recala en el monumental efecto secundario de las tecnologías electrónicas de la información: últimamente todos somos el bibliotecario ciego. Mientras teníamos 100 o 500 o 4 mil libros (y otros tantos discos, películas, revistas de cocina, cómics) en algún anaquel, el acceso que poseímos a nuestro privados saberes fue accidentado y fragmentario mas probable. Pero desde que las pantallas del ciberespacio asoman a nuestras casas, escuelas y cafés, los 900 mil volúmenes de la Biblioteca Nacional recibidos antaño en custodia por Borges se han transformado en una cifra francamente modesta.

Entre las múltiples subespecies nacidas y/o perfeccionadas por la cibernáutica se cuenta una que aprecio mucho: la de este sutil catador de virtualizados productos culturales que, reseñista y crítico e historiador y canonizador y compilador de caóticos catálogos, ejerce para nosotros como invidente consejero detrás de mostradores invisibles.

Un buen ejemplo de esta práctica cultural es Metraje encontrado, obra del colectivo español Unlikely. Se encuentra aquí. [http://www.metraje-encontrado.blogspot.com] Enumero brevemente algunos de los aspectos que me hacen valorar este esfuerzo de divulgación del cine y el videoarte online, aderezando cada punto con una liga a alguno de los videos catalogados por este grupo.

Primero: aplaudo que los autores empleen una plataforma tan simple como un blog. Entiendo que muchos cibernautas de avanzada (y más o menos hipsters) estén a favor de páginas web más vinculadas al arte pero, al elegir sus canales, Unlikely plantea sin decirlo la amplitud del público al que pretende acceder. Un público que sin duda degustará el siguiente discurso de Ramón Gómez de la Serna filmado en 1928:

http://www.youtube.com/watch?v=RX-FAXxJtSg

Segundo: aunque el proyecto funciona de modo casual y ligero (como acontece con muchos blogs) la disciplina que lo sostiene es innegable: los autores postean sin fallar 5 videos al mes desde finales del 2007, lo que hace que su catálogo contenga ya 250 entradas que incluyen lo mismo fragmentos cinematográficos que largometrajes, videopoemas, animaciones, documentales, cortos y pequeñas piezas de archivo. Cada video es presentado mediante una mini reseña (de 5 a 7 líneas) que, además de incluir la ficha técnica, describe la pieza a grandes rasgos, situándola frente a la crítica y la historia. Como sucede con el debut cinematográfico del canadiense Arthur Lipsett:

http://www.youtube.com/watch?v=mY7B2-Wqj6g

http://www.youtube.com/watch?v=mTarJ0Op7W8

Cinetecarios ciegos, los miembros del colectivo Unlikely trabajan generosa y gratuitamente, mes tras mes, para llevar algunas pequeñas joyas visuales hasta la comodidad de nuestras pantallas. Como esta, del japonés Takagi Masakatsu:

http://www.youtube.com/watch?v=XuuezHW9TRw

Más allá de que todas las obras seleccionadas nos convenzan o no, el esfuerzo de Unlikely me recuerda esa idea expresada por Josu Landa en Canon City: la gestación paulatina de un canon reticular, un catálogo de obras escalable y múltiple que nos ayude a desbrozar un poco la ceiba de la información en tanto que absoluto.