Los genes de los negros y el genio racista | Letras Libres
artículo no publicado

Los genes de los negros y el genio racista

“¡Aborten a bebés con genes gay!”, dijo hace 10 años James D. Watson, codescubridor de la estructura del ADN. Así que no es la primera, ni será la última vez, que sus declaraciones causen controversia. Ya se le había criticado por la descripción sexista que hace de Rosalind Franklin en su libro La Doble Helice: insulto personal aunado al insulto científico de no haberle dado el crédito por la foto de rayos X del ADN cristalizado. Ahora una entrevista que le hizo el Sunday Times, a propósito de la publicación del nuevo libro de Watson, Avoid Boring People: Lessons from a Life in Science, causa revuelo. Watson dijo lo siguiente:

Me encuentro pesimista en cuanto a las perspectivas de África, pues todas nuestras políticas se basan en el hecho que su inteligencia es igual a la nuestra –cuando todas las pruebas indican que en realidad no es así [...] y la gente que tiene que lidiar con empleados negros sabe que no es el caso.

Hace unos años, cuando Watson estaba escribiendo su libro, tuve la suerte de ir a una conferencia suya y luego cenar con él. Debo decir que sus declaraciones no me extrañan en lo absoluto. Si alguna cosa le gusta a Watson es la controversia. No duda en dar su punto de vista aunque éste pueda ser chocante o hasta ofensivo para algunas personas. En esto asume su papel de ícono o de papa del reduccionismo científico y lucha contra ideas éticas, políticas y filosóficas. Watson sería el loco del pueblo Ciencia, o el bufón del Rey, que dice todo lo que pasa por su mente. El problema es que las declaraciones de Watson, debido a su fama y al peso de ser un reconocido científico, traen grandes consecuencias. Basta con ver la mayoría de los comentarios a favor de su declaración en el sitio del Sunday Times.

A pesar de todo, quisiera darle el beneficio de la duda no sólo porque se retractó –“No entiendo como pude haber dicho lo que se publicó. Entiendo que la gente al leer tales declaraciones haya reaccionado como lo hizo”–, sino porque es de los pocos científicos sin pelos en la lengua. ¿No nos critican por ser recluidos y callados? El hacer declaraciones conlleva riesgos y Watson tiene el valor de asumirlos. En la misma entrevista del Sunday Times, Watson enmienda su declaración “¡Aborten a bebés con genes gay!”, según él, otra mala cita periodística. Explica:

Lo que quería decir es que, si se pudiese hacer un diagnóstico prenatal ¿tendría una mujer el derecho a abortar un niño homosexual? Yo digo que sí y punto, porque a la mayoría de las mujeres les gustaría tener nietos.

- Pablo Meyer