Las 25 rolas de 2015 | Letras Libres
artículo no publicado

Las 25 rolas de 2015

Un playlist con los mejores lanzamientos musicales de este año. 

Aunque uno renunciara a dormir, trabajar y llevar una vida social, las 8670 horas del año no alcanzarían  para poder escuchar todos los lanzamientos musicales del año. Por ello, a lo largo de 2015, eché mano de cientos de orejas que hicierom recomendaciones en sitios especializados, y así logré escuchar alrededor de 12 mil canciones. De esas, selecciono estas 25.

Para esta depuradísima lista me basé en las listas mensuales que publiqué este año, y aunque más de una vez regresé a mi “shortlist” de mil canciones para verificar que no se me hubiera escapado alguna canción, de aquellas que evolucionan mágicamente y que uno las escucha de distinta manera con el paso del tiempo, este año no fue el caso.

También cabe señalar que esta es una selección de canciones, y por lo tanto hay piezas que pueden pertenecer a álbumes que en su totalidad pasaron sin pena ni gloria. Al mismo tiempo que puede haber discos que son bastante buenos en conjunto, pero que ninguna pieza alcanzó a colarse en mi caprichoso top 25.

Se podrá encontrar una gama de géneros que van desde el son cubano y la electrónica hasta el rock y el indie folk, que destacan por la destreza de sus intérpretes, por la originalidad de la composición, las innovaciones sonoras o, en algunos casos, por la profundidad de sus textos. Los invito así a este recorrido musical de 100 minutos, a este chispazo de creatividad de 2015.

 

1. “I Can’t Breathe”

Marcus Miller (Nueva York)

Pocos músicos han logrado mezclar lo mejor del jazz fusión con lo mejor del hip hop. Marcus Miller, quien fuera colaborador en unos de los discos más interesantes de Miles Davis en la década de 1980, lo logra en esta pieza, a la que invitó al rapero Chuck D, célebre por haber formado parte de Public Enemy.

2. “Kombine”

Georgia (Londres)

El contraste entre una melodía vocal un tanto convencional con algunos cortes rítmicos innovadores y el uso creativo de efectos electrónicos, hace de esta canción una de las propuestas más interesantes del año.

3. “Cream on Chrome”

Ratatat (Nueva York)

Con una pegajosa cadencia en la guitarra, diversos efectos electrónicos y acordes ligeramente distorsionados que generan contrastes entre armonía y estridencia, esta pieza es una interesante fusión de rock, electrónica y disco funk.

4. “Don’t WannaFight”

Alabama Shakes (Atenas, Alabama)

Aunque la voz de Brittany Howard le da el sello a esta banda que ha sacado uno de los mejores discos del año, la habilidad técnica y creativa de los demás integrantes no se queda atrás. Sorprende el nivel y madurez que han alcanzado apenas habiéndose formado en 2009. No hay mucho más que decir de un grupo que ha dado tanto de que hablar este año: simplemente escuchar y disfrutar.

5. “Helelyos”

SEXWITCH (Londres)

Natasha Khan (Bat for Lashes) y la banda Toy rinden homenaje con este cóver a una pieza icónica del rock iraní de los años setenta, y logran hacer algo novedoso y propositivo a partir de una canción cuya versión originalya de por sí es muy buena.

6. “Humpty Dumpty”

Bill Wells & Friends (Glasgow)

En conjunto con la banda Yo la Tengo y la vocalista Amber Papini –que de pronto evoca a Björk en esta pieza–, Bill Wells realiza una versión/perversión un tanto oscura de la clásica canción infantil inglesa.

7. “Tiene sabor”

Buena Vista Social Club (La Habana)

Como lo dice su letra, esta canción tiene “sabor, sabor, sabor… ¡y nada más!”. Pero cuando hablamos del son cubano, sabemos que sabor significa la perfecta conjunción del tumbao, la cadencia afrocubana del piano y la voz extraordinaria de Omara Portuondo.

8. “Right On”

Galactic con Ms. Charm Taylor (Nueva Orleans)

La fuerza rítmica de la melodía del trombón atrapa de inmediato al escucha, y cuando se le añade la voz sureña de Ms. Charm Taylor, esta rola– de una banda que ha sido pionera de la fusión de hip-hop, jazz y funk desde inicios de la década de 1990– se convierte en una joya.

9. “Ware Wa”

The Souljazz Orchestra (Ottawa)

Los cruces entre la música de África y Latinoamérica se hacen presentes en esta pieza del conjunto canadiense que se ha consolidado como una de las mejores propuestas dentro del género catalogado como world music.

10. “Sugar Boats”

Modest Mouse (Issaquah, Washington)

Había alabado en marzola cadencia del piano y la interpretación del vocalista Isaac Brock en esta pieza, pero también hay que destacar su letra y metáforas sobre el azar de la existencia, la vida y la muerte: “This rock [la Tierra] of ours is just one big mistake, and we will never know just were we go, or were we have came [sic] from”.

11. “Something in the Water”

Pokey LaFarge (San Luis, Missouri)

LaFarge es un experto en darle giros modernos a la música “roots” estadounidense de la primera mitad del siglo XX. En esta, el intérprete de banjo no solo recobra el sonido de antaño, sino también el humor y la estética visual.

12. “Baby Baby Baby (Baby)”

Steve Earle and the Dukes (San Antonio)

Este blues mezclado con elementos de música country y rock and roll destaca no solo por la gran interpretación, sino por la ecualización y los efectos de estudio, que le dan un sonido áspero que hace sentir al escucha que está dentro de un hoyo funky en los setentas.

13. “Seven Wonders”

Holly Golightly (Londres)

Aquí destaca la cadencia de la cantante inglesa, junto con un ritmo suave y galopante en la guitarra y el bajo. Además, noten que la guitarra está fuertemente influida por el blues.

14. “Doctor’s In”

Son Little (Filadelfia)

Es muy interesante la manera en que esta pieza fusiona un ritmo electrónico con una guitarra bluesera y funky, al mismo tiempo que la voz y algunos instrumentos de percusión evocan al soul y al folk estadounidense.

15. “Guess How I Know”

John Grant (Reikiavic)

La mezcla de distintas vertientes del rock alternativo hacen destacar a esta canción. Con un bajo incisivo, que va a la par de una serie de efectos electrónicos, y una descarga rockera que acompaña  al contraste similar que hace una voz que  parece estallar en furia.

16. “Cascades”

Metric (Toronto)

Esta canción destaca por la forma en que evoluciona: desde un indie electrónico convencional hasta un clímax que hace gala de los contrastes rítmicos y el uso creativo de efectos electrónicos.

17. “61 Cygni Ave”

Neon Indian (Denton, Texas)

Música alternativa y experimental combinada con electrónica y un ritmo que invita a mover los pies, son los distintivos de esta pieza del proyecto de Alan Palomo, músico nacido en Monterrey y radicado en Texas desde su infancia.

18. “Oil the Shoe if the Critter Knew Any Better”

Le Butcherettes (Guadalajara/Los Ángeles)

Dentro de un muy buen disco del proyecto liderado por la cantante mexicana Teri Gender Bender, destaca esta pieza en la que luce la fuerza de su voz y el buen balance entre las guitarras punk y las melodías en el teclado que le dan un toque de rock alternativo.

19. “Haunted Head”

Ezra Furman (Chicago)

Aquí el sonido del clarinete y los metales combinación perfectamente con las guitarras en efecto extremo de delay, que aunados a la voz nasal, juega con los contrastes de calma-desesperación.

20. “Never Go Easy”

Lost Lander (Portland)

La voz de Mat Sheehy enfatiza el dolor, la ira y la calma de esta pieza llena de contrastes que son reforzados por sonidos a veces armónicos, como el caso de las cuerdas, y por momentos llenos de furia, como los guitarrazos rockeros o los efectos en los teclados.

21. “Billions of Eyes”

Lady Lamb the Beekeeper (Brunswick, Maine)

Además de hacer una buena combinación entre la guitarra acústica, la eléctrica, el bajo y los diversos sonidos del teclado, en esta pieza son interesantes los giros narrativos excéntricos, así como el punto de vista de la juventud respecto a la aparente omnipresencia social que trae consigo la tecnología y las redes sociales.

22. “I Need Never Get Old”

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats (Denver)

Esta pieza de folk rock hace un agradable contraste entre una sección de alientos metálicos y otra donde predominan el bajo, la voz y una guitarra de fondo. También destaca el feeling del vocalista que refuerza una letra sobre amor y decepción.

23. “Scream at the Night”

The Reverend Peyton's Big Damn Band (Indianapolis)

Esta pieza recobra el espíritu de la música de protesta sesentera.  Y, una voz con tintes de melancolía y redención, enfatiza la crítica al consumismo del Sueño Americano: “And we are running to money, but that tailored suit and a pile of loot gives you a heart attack and a long commute. And what has become of freedom? Well. I've seen some, and it's backpacks and train tracks, not lawn care or contracts”.

24. “Sleepless Night”

Lionel Loueke. (Benín/Nueva York)

Aquí hay que disfrutar cómo Loueke toca jazz de primer nivel, y le integra el sonido eléctrico africano moderno –principalmente en la guitarra–, junto con algunas estructuras rítmicas más tradicionales del continente africano.

25. “See That My Grave is Kept Clean”

Mavis Staples (Chicago)

En esta nueva versión que hace Mavis Staples a un clásico del blues escrito por Blind Lemon Jefferson, se luce al máximo la voz de quien ya está consolidada como una de las mejores cantantes vivientes del género.

 

Aquíse puede escuchar la lista en spotify