La puerta | Letras Libres
artículo no publicado

La puerta

Muy poco

se ha dicho

de la puerta, una de

sus hojas vuelta hacia el aguacero

de la noche, y la otra

hacia el temblor y el brillo de la lumbre.

El aire, encerrado

tras esta cubierta

en el libro del cuarto,

se llena con las páginas

sucesivas de oscuridad y fuego

mientras el viento empuja los paneles o revuelve la llama.

No solo

el rompeolas

de la tormenta, sino la repentina

frontera de nuestros encuentros, apariciones,

y dueña de tanto espacio

como la vista a través de un dolmen.

Pues las puertas

son a la vez marco y monumento

al tiempo consumido,

y muy poco

se ha dicho

de nuestras idas y venidas a través de ellas. ~

 

 

__________________

Versión de Jordi Doce.