La "política" de los rehenes | Letras Libres
artículo no publicado

La "política" de los rehenes

De Kropotkin a Lenin

Ahora que las cobardes FARC, con su irrisoria, farsesca ideología de "izquierda", chantajean al gobierno colombiano, y de hecho a Colombia entera, reteniendo en terribles condiciones a un grupo de rehenes entre los cuales Ingrid Betancourt es la víctima usada como moneda de cambio más visible, se reactualiza la carta que Piotr Kropotkin (1842-1921) dirigió al entonces jefe máximo de la muy joven Rusia soviética, Vladimir Lenin (1870-1924). (Un detalle complementario: Lenin había ordenado respetar al veterano y legendario teórico del anarquismo,que vivía aislado en la localidad de Dimitrov, Rusia, pero no se sabe que haya respondido a su carta.)

Desde Dimitrov, 21 de diciembre de 1920

Respetable Vladimir Illich:

Ha aparecido en los diarios Izvestia y Pravda la noticia sobre la decisión del gobierno soviético de tomar como rehenes a algunos miembros de los grupos de Savinkov y Cherkov del partido socialdemócrata y del centro táctico nacionalista de los guardias blancos, y a oficiales de Wrangel, para que, en caso de que sea cometido un intento de asesinato contra 108 líderes de los soviets, sean "exterminados sin piedad" tales rehenes.

¿Es que realmente no hay nadie cerca de ti que recuerde a sus camaradas y les persuada de que tales medidas representan un retorno al peor período de la Edad Media y de las guerras religiosas, y es totalmente decepcionante de gente que se ha echado a cuestas la creación de la sociedad en consonancia con los principios comunistas? Cualquier persona que ame el futuro del comunismo no debería pretender lograrlo con tales medidas.

¿Es posible que nadie te haya explicado lo que realmente es un rehén? Un rehén es alguien aprisionado, no con el fin de castigarlo por algún crimen, sino de chantajear al enemigo. "Si ustedes matan a uno de los nuestros, nosotros mataremos a uno de los suyos". Pero, ¿esto no es lo mismo que conducir al prisionero cada mañana hasta el cadalso y regresarlo a la celda, diciéndole: "Espera un poco más, todavía no"?

¿Y no comprenden tus camaradas que esto es equivalente a una restauración de la tortura para los rehenes y sus familias?

Espero que nadie me diga que la gente en el poder se interesa tan poco por las vidas humanas. Todavía hay quienes consideran el asesinato como una "ocupación azarosa". Y los revolucionarios, por su lado, asumen la responsabilidad de defenderse a sí mismos ante las Cortes que atentan contra su vida, como hizo Louise Michel eligió este camino, que rechazan ser juzgados y son perseguídos, como Malatesta y Voltairine de Cleyre.

Aun los reyes y los papas han rechazado tan bárbaro método de autodefensa como la toma de rehenes. ¡Cómo pueden los apóstoles de una nueva vida, y los arquitectos de un nuevo orden tomar tales medidas defensivas contra sus enemigos! ¿Esto significa que ustedes consideran fallido su experimento comunista y que, más que salvar a ese sistema tan querido para ustedes, buscan salvarse ustedes mismos?

[...]

Tomen en cuenta que el futuro del comunismo es más precioso que sus propias vidas, y que deben reflexionar y renunciar a ese tipo de medidas.

Con todo y estas muy serias deficiencias, la Revolución de Octubre ha traído un enorme progreso. Ha demostrado que la revolución social, de la cual la Europa occidental ya ha empezado a dudar, no es reversible, y que, a pesar de sus errores está trayendo algún progreso en la busca de la igualdad.

¿Por qué entonces golpear a la revolución empujándola a su autodestrucción, sobre todo por defectos no inherentes al socialismo o al comunismo, sino a la sobrevivencia del viejo orden y los males de la omnívora autoridad ilimitada?

Con camaradería y afecto,

Piotr Kropotkin