La huelga que refresca | Letras Libres
artículo no publicado

La huelga que refresca

El Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (SINTCB), que detenta el contrato colectivo de trabajo del Colegio de Bachilleres (COLBACH) se encuentra en huelga desde hace más de un mes.

En esta ocasión, el pliego petitorio del SINTCB exige lo siguiente:

1) Que sean recategorizadas unas plazas administrativas de base que a su entender están mal categorizadas.

2) Que unas plazas administrativas dejen de ser “de confianza” y pasen a ser de base (es decir, que las administre el Sindicato).

3) Que se implante un programa de estímulos de calidad y eficiencia para el personal administrativo de base.

4) Que se instaure un programa de titulación para el personal administrativo de base.

5) Que se aplique un programa de profesionalización académica para el personal académico.

6) Que no se aplique en el Colegio de Bachilleres la Reforma Integral de Estudios Medios y Superiores (RIEMS).

7) Que se le entreguen al COLBACH 112 millones de pesos que le había asignado la Cámara de Diputados para homologar salarios del sindicato y que quedaron fuera de la actual Ley de Presupuesto.

El 17 de noviembre, la SEP otorgó al SINTCB un aumento salarial del 4%. Ese aumento obedecía a un emplazamiento a huelga previo. La huelga actual obedece a las “violaciones al contrato colectivo de trabajo”.

De acuerdo con las declaraciones del Sr. Romualdo Escudero Carrillo, secretario general del SINTCB, además de las exigencias señaladas arriba, su sindicato se encuentra muy preocupado porque la RIEMS va a impedir que los estudiantes del COLBACH salgan adecuadamente preparados en las asignaturas de humanidades y ciencias exactas.

Al SINTCB le interesa mucho que los estudiantes del COLBACH salgan lo mejor preparados posible.

El SINTCB considera también que los profesores del COLBACH están siendo afectados por cambios de nombramientos, de perfiles y de funciones, así como falta de transparencia por parte de las autoridades del COLBACH sobre la cantidad de horas de clase y la forma en que se fijan los horarios.

Al SINTCB le interesa que se respeten escrupulosamente los horarios y las horas de clase de los estudiantes.

El SINTCB también sostiene que el personal administrativo del COLBACH padece una sobrecarga laboral.

El COLBACH tiene matriculados a 120 mil estudiantes y cuenta sólo con 6 mil empleados administrativos.

El 20 de noviembre, el SINTCB organizó un bloqueo de avenidas en el centro de la ciudad, frente a las oficinas de la SEP.

Esta manifestación contó con la presencia de diputados de los partidos del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD), así como con la solidaridad del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM), del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear (SUTIN).

Días más tarde, líder y trabajadores del SINTCB acudieron a un mitin del SME a manifestarle su apoyo. Durante esa reunión, el líder Escudero Carrillo juzgó que el gobierno de México es un gobierno “espurio y fascista”.

El SINTCB ha anunciado que en vista de que las autoridades se niegan a realizar “la recategorización” que exige, llevará a cabo manifestaciones ante la Secretaría de Gobernación y la residencia oficial de Los Pinos.

El año de 2005, el SINTCB cerró el COLBACH durante 45 días en protesta porque, a su entender, las autoridades no cumplieron con una cláusula de su contrato colectivo de trabajo que contemplaba la entrega al sindicato de “vales para libros”.

El año de 2007, la huelga del SINTCB mantuvo cerrado al COLBACH durante 24 días como medida de presión para conseguir la “nivelación salarial”.

En 2009, mientras se desarrolla esta huelga, el SINTCB ya tiene un nuevo emplazamiento para iniciar su próxima huelga, el 1 de febrero del año 2010, en caso de que la “revisión de sueldos del sector académico” del COLBACH no se ajuste a sus planes.