José Luis Sánchez de Ovando, especialista en semaforización | Letras Libres
artículo no publicado

José Luis Sánchez de Ovando, especialista en semaforización

“Lo único que queda es tener paciencia”

José Luis Sánchez de Ovando es el director adjunto de Eyssa, una empresa dedicada al estudio, diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de equipos que controlan el tránsito. Las empresas como Eyssa son las encargadas de describir y predecir el tránsito vehicular aplicando leyes matemáticas, físicas y teoría de probabilidades, todo con el fin de que el mentado “intercambio de luces” parezca seguir una lógica y no ser un capricho de dioses vengativos que se empeñan en que pasemos horas a la espera de una luz verde. En esta entrevista, Sánchez de Ovando nos cuenta cómo llevan a cabo su trabajo.

¿Qué es la ingeniería de tránsito?

La ingeniería de tránsito es con lo que se mide el flujo vehicular dentro de un crucero. Se puede hacer manualmente o ya hay sistemas que cuentan cuántos coches, cada cuánto entran a un crucero, a qué velocidad llegan a él, predicen el número que darán vuelta y las probabilidades de demora en una intersección. Con toda esta información es que podemos programar el control.

¿Cuál es la importancia de hacer estos estudios?

Es la parte fundamental porque si no se hace este estudio el crucero no funciona. Sin él el tránsito no fluye. Es la parte esencial que permite programar un crucero.

¿Programarlo en qué sentido?

En cada crucero hay una computadora que es la que maneja las luces; si no sabemos qué ponerle a la computadora, ¿cómo vamos a saber qué luz tiene que salir y cada cuánto? Con los estudios de ingeniería de tránsito sabemos cuánto tiempo darle a la luz verde, cuánto a la ámbar y cuánto a la roja. Lo mismo para las flechas.

¿Usted ha participado en algún estudio de ingeniería de tránsito para la ciudad de México?

Sí, hemos participado. El último concurso grande que hubo en la ciudad de México fue por ahí del 2002.

¿Fue un concurso para qué cruceros?

Fue un concurso para toda la ciudad, y ganamos parte del concurso.

¿Qué cruceros controla ahora Eyssa?

Nosotros tenemos cerca de 1000 cruceros en la ciudad de México. En todo Polanco, Zona Rosa, Centro Histórico, Santa Fe y las principales arterias de la ciudad.

Dígame, de sus cruceros ¿cuál le resulta particularmente caótico?

Uno que yo siempre digo que tiene muchos problemas es el de Mariano Escobedo y Masaryk. Y es nuestro, sí, pero los problemas de este crucero también se tienen que entender pensando que en la ciudad somos muchos, y eso significa que somos también muchos coches. Nosotros estamos actualizando constantemente la ingeniería de tránsito de nuestros cruceros para que no nos rebase el flujo. Hay algunos semáforos que los renovamos una vez al año, otros cada seis meses, otros cada tres años.

¿De qué depende este ajuste? ¿Cómo lo hacen?

Depende de la cantidad de coches. Nosotros vamos a los cruceros a hacer un censo. Vamos físicamente a los cruceros a contar los coches. Vamos a diferentes horarios y sacamos los parámetros con los que alimentamos nuestros sistemas para poder correr una simulación y ver cómo funcionarían en la calle. Ya que tenemos este trabajo de gabinete, lo implementamos en la computadora que se encuentra en la calle.

¿Cuánto tiempo lleva Eyssa haciendo esto?

Treinta años.

¿Cuántas empresas más se encargan de la semaforización de nuestras calles?

Por no presumir, en el país, buenas empresas somos tres. Nosotros somos los más viejos del negocio. El primer sistema computarizado que hubo en el país, que fue instalado aquí en el DF, lo hicimos nosotros, en 1972. Ese sistema estuvo en el Centro Histórico de la ciudad y su gabinete era tan grande que los vagabundos se quedaban a dormir dentro de ellos. Ahora esos gabinetes son las minicomputadoras que se ven en los postes de los semáforos.

¿Qué piensa usted cuando va en su coche y ve que los demás conductores están al borde de un ataque porque los semáforos parecen no estar sincronizados?

Trato de ver lo que está pasando y mejorarlo. Yo como conductor soy también víctima.

¿Qué le recomendaría a esos conductores? ¿Qué se dice a usted mismo en esos momentos?

Que tengan paciencia. Eso pasa en todas las grandes ciudades. A la hora pico el tráfico se vuelve caótico en todas las ciudades del mundo. Lo único que queda es tener paciencia.

- Cynthia Ramírez

Numeralia de semaforización

Intersecciones semaforizadas en la ciudad de México:3,076

Intersecciones con semáforos electrónicos: 1,810

Intersecciones con semáforos computarizados: 1,246

Cámaras de video para observar el tránsito vehicular y los incidentes en la vía pública: 172

Tableros electrónicos en la ciudad: 20

Fuente: Setravi