Jorge Luis Chi Uck, recluso y actor de Cabaret Pánico | Letras Libres
artículo no publicado

Jorge Luis Chi Uck, recluso y actor de Cabaret Pánico

“No te aferres, ya no te aferres a un imposible”

Jorge Luis Chi Uck es uno de los 11 presos que forman parte del elenco de Cabaret Pánico. Esta puesta en escena –que originalmente fue montada por el taller de teatro de la penitenciaría del DF Santa Martha Acatitla, pero que para 2010 anunció su “gira interreclusorios”– está inspirada en Cabaret Místico, de Alejandro Jodorowsky. El Sr. Chi Uck es el protagonista del capítulo IV y su interpretación fue muy conmovedora: aparece vestido en ropas de mujer cantando mientras los otros reclusos lo despojan lentamente de sus vestidos. Al final de la interpretación dice: “Mi mujer ideal era posesiva, celosa, dominante, manipuladora. Mi mujer ideal hoy es todo lo contrario.” El Sr. Chi Uck cumple una condena de 30 años por violación de mujeres.

¿Cuánto tiempo lleva usted en Santa Martha Acatitla?

Llevo alrededor de catorce años.

¿Por qué está aquí?

Estoy por el delito calificado de violación e intentos de violación a mujeres.

¿De qué trata su personaje en Cabaret Pánico?

Trata de una mujer ideal. La mujer ideal es la que nos da la vida, nuestra madre; a través de ella llegamos a la vida. Ella es nuestro prototipo de mujer ideal. De ahí que el trato que nos haya dado mamá sea el destino que solemos tener con la pareja ideal.

Pero usted está en prisión por haber violado mujeres. ¿Tan mal lo trató su madre?

Habiendo agredido a mujeres, ¿qué se siente al representar a una?

Es una vivencia que me ha calado. Mamá fue posesiva conmigo, me espantaba a las novias. Yo empecé a agarrar la costumbre de buscar el amor comprado, en la prostitución de las mujeres.

La falda, la peluca... ¿le hacen pensar en las mujeres a las que agredió?

En realidad cuando me disfrazo como mujer lo hago por mi mamá. Mamá ha sido mucho en mi vida, me influyó mal pero de manera indirecta. Nunca una mamá hace algo para que su hijo cause daño o se cause daño a sí mismo.

¿Cómo es que le tocó ese papel?

Yo escogí el papel porque tenía que ver una decepción amorosa.

¿Usted eligió su papel o se lo asignó la maestra de teatro?

Escogimos la escena del guión y le encontramos un significado concreto en nuestra vida, en este caso el de la mujer ideal. Así se llama mi escena: “la mujer ideal”. Yo la relacioné con una experiencia que me marcó en la vida. En mi caso, mi primera pareja, la primera mujer con la que tuve relaciones y dimos fruto a un hijo. Ella me dejó. Fue un golpe devastador en mi vida, quedé traumado.

La parte de la canción es muy emotiva, pero no entiendo ¿Usted le canta a las mujeres que agredió? (“Perdona si te hago sufrir, pero es que no está en mis manos”) ¿O es a su primera mujer –la que lo abandonó– a la que le canta usted ( “Si tu quieres seremos amigos, yo te ayudo a olvidar el pasado”).

Yo me imagino que es mamá la que me canta “Pero si tú quieres seremos amigos. Yo te ayudo a olvidar el pasado. No te aferres, ya no te aferres a un imposible, ya no te hagas ni me hagas más daño, ya no”.

[dewplayer:http://www.letraslibres.com/blog/blogs/media/blogs/redaccion/yanoteaferres.mp3]

¿Y por qué eligió esa canción?

Es de Juan Gabriel, se llama “Así fue” y tiene que ver precisamente con la mujer, con no aferrarse. Cuando ella se fue se llevó a mi hijo, desapareció de mi vida. Ese fue un golpe para mí. Dejé de pretender a las mujeres de manera formal.

¿Y empezó a agredirlas?

Exactamente… Los deseos emocionales afloraron de una manera equivocada.

¿Cuánto le falta en Santa Martha?

Si la institución penitenciaria nos da los beneficios por trabajos y buena conducta, yo que no he tenido castigo en estos 14 años llegaría al 50% y cumpliría los 15 años y medio. Podría salir en 2012.

¿Qué quiere hacer cuando salga?

Me gustaría trabajar en el área de las comunicaciones. Me gustan los idiomas, yo soy de origen indígena maya y me gustaría dominar tres o cuatro idiomas.

– Cynthia Ramírez