Guillermo Shiroma, director comercial de sex shop | Letras Libres
artículo no publicado

Guillermo Shiroma, director comercial de sex shop

“Nuestro objetivo no es concientizar, sexualizar ni transformar a la sociedad, es simplemente hacer más divertida la sexualidad”

Erotika es la cadena de sex shops más grande de México. Guillermo Shiroma, director comercial de la marca, nos cuenta cómo Erotika buscó alejarse del concepto tugurio de sex shop para colocarse en el mercado como una “boutique de juguetes para adultos”. Los logros de Shiroma no son pocos: 75 tiendas en toda la República Mexicana (una en cada estado, salvo Chiapas) y un mercado preponderantemente femenino que puede hacer sus compras de entretenimiento sexual en el centro comercial de su preferencia.

¿Qué es Erotika?

Es un concepto de boutique de juguetes para adultos, la primera en México con este concepto. Cambiamos la visión tradicional de una sex shop de un lugar oscuro y feo a un lugar atractivo para el público. Vamos en busca de un nicho de mercado que antes no había sido atacado, buscamos un sector clase media/media alta.

Erotika abrió en 1994, ¿cómo se decidió que el mercado mexicano ya estaba listo para una sex shop en forma?

Nosotros vimos que en Estados Unidos era un mercado ya maduro y decidimos traerlo a México. No sabíamos si estaba ya preparado México para este tipo de tiendas. Nos arriesgamos y afortunadamente tuvimos mucho éxito.

¿Cómo fue la recepción de su primera tienda en la Zona Rosa (Génova #20)?

La recepción fue buena. Había ya un público habitual de este tipo de artículos que los conseguía o de manera ilegal o en Estados Unidos, pero al haber ya una tienda en donde podían comprar con toda la comodidad –pues les ahorramos el trabajo de andar buscando– la recepción fue buena, tanto de autoridades como de público consumidor.

¿Quién era ese público ya habituado a estos juguetes?

Personas que viajaban a Estados Unidos y Europa y que ya conocían esos productos.

¿Cuántas tiendas tienen al día de hoy en la República Mexicana?

75 tiendas. 19 propias y las demás franquicias. Estamos en todos los estados, excepto Chiapas.

¿Por qué en Chiapas no?

Porque no hemos encontrado al franquiciatario adecuado.

¿Sólo eso? ¿Ninguna restricción por parte de la autoridad o presión de algún sector de la sociedad?

No, nada de eso.

¿Cómo ha sido la recepción en los estados?

Con el concepto de Erotika, la apertura a centros comerciales en las ciudades de los estados del interior de la República fue buena. En Guadalajara y Mérida, por ejemplo, estamos en centros comerciales de primer nivel, centros estratégicos en donde estamos a la vista de todo mundo. Les gusta el concepto de sex shop más fino, por decirlo así.

¿Alguna manifestación en contra o reticencia en algún estado?

Una vez en Puerto Vallarta, no con nosotros directamente sino con uno de nuestros clientes, sí hicieron una manifestación para que no abriera una tienda, pero no pasó a mayores y quedó como anécdota. De nueve años para acá, ningún problema. Les gusta el tono rosa.

Lo de estar en los centros comerciales no es un logro menor, son centros de comercio y de reunión familiar...

Fíjese que nos costó trabajo la aceptación de los dueños de los centros comerciales. La primera tienda que abrimos fue en Galerías Las Estrellas, pasaron dos años y abrimos en Pabellón Cuauhtémoc y posteriormente en Plaza Inn. A medida de que se iban abriendo la entrada de las otras era mucho más fácil. Ahora, nosotros decidimos en qué centros comerciales queremos estar, en algunas plazas ya hasta somos “tienda ancla” [La tienda que atrae a la gente].

¿En qué estado de la República venden más las tiendas de Erotika?

Obviamente en el DF, luego le sigue Guadalajara.

¿De las tiendas de la Ciudad de México, cuál es la que más vende?

Una de la Zona Rosa. Tenemos cuatro tiendas en la Zona Rosa, la de Génova es la de mayor venta. Ahora abrimos la tienda número 75 en Polanco, esa tienda ha sido un hitazo, ha roto niveles de venta en los dos meses que lleva abierta.

Es decir, que una tienda de juguetes para adulto sí es un buen negocio.

Es muy buen negocio. A la fecha nosotros sólo hemos reubicado dos y la otras han tenido siempre una utilidad interesante.

¿Y le sorprende?

Fíjese que lo que más me sorprende es que yo pensaba que los mexicanos no iban a una sex shop, pero nuestras encuestas nos señalan que 8 de cada 10 personas conoce una sex shop y que 5 de esas 8 conocen una Erotika. No es tan cerrado como uno podría imaginarse.

¿Con que giro comercial operan las tienda de Erotika?

Con el giro de venta de artículos manufacturados. Nuestros productos son artículos de masaje y hay un apartado en la ley en las que se les considera artículos manufacturados.

¿Qué tan significativo es el consumo de estos “artículos manufacturados” en México?

Estamos a la par de Estados Unidos y Europa.

¿Cuáles son los tres productos que encabezan su lista de ventas?

Lo manejamos por categorías en general, y sería: lubricantes, lencería y vibradores.

¿Alguno de estos productos es de manufactura mexicana?

No, no tenemos proveedores nacionales, sólo para algunos chocolates. Los proveedores en México no son competitivos ni en precio ni en calidad.

¿Quién es su público?

Nuestro público son: mujeres, parejas, comunidad gay y hombres.

¿En ese orden?

En ese orden.

¿El boom de tiendas como Erotika nos dice algo sobre cómo nos acercamos hoy al tema del sexo y la sexualidad?

La sexualidad ya no es un tema tabú, depende cómo se aborde, es algo cotidiano. Este tipo de tiendas refuerza esta comunicación. Nosotros hacemos más divertida la parte sexual. Nuestro objetivo no es concientizar, sexualizar o transformar a la sociedad, simplemente hacer más divertida la sexualidad. De hecho nuestros slogan es “nunca dejas de jugar, sólo cambias de juguete”

– Cynthia Ramírez