Foraminíferos | Letras Libres
artículo no publicado

Foraminíferos

La prueba de un foraminífero

es su concha: membranoso,

aglutinado o calcáreo

endoesqueleto

citoplasma que fluye

por la cámara del foramen

hacia la cámara de

una única célula, movimiento de

seudópodo granuloreticuloso,

palacio del recuerdo de Ōkeanós.

Los foraminíferos se encuentran

en todas las latitudes y hábitats

marinos: blanco foraminífero

en los acantilados blancos de Dover.

En las pirámides de Gizeh

Herodoto vio “lentejas petrificadas”;

el ojo de Aldrovandi se desplazó

de Aristóteles a Galileo:

las conchas romboides

tienen rígidos tubérculos epigenéticos.

Para Oppen

una prueba de la poesía es

sinceridad, claridad, respeto…

Para Zukofsky, la gama de placer

que proporciona en cuanto vista, sonido e intelección.

En sueños

Vishnú visitó a Appakavi,

quien recibió los secretos de

la gramática de Nannaya: La poesía

es el saber definitivo.

 

-Versión de Jordi Doce