El reto de gobernar Michoacán | Letras Libres
artículo no publicado

El reto de gobernar Michoacán

Algunos de los principales retos que enfrenta Michoacán son: inseguridad, rezago económico y deficiente desarrollo social.  El próximo gobierno deberá enfocar sus recursos políticos y económicos en revertir estas tendencias.

Algunos de los principales retos que enfrenta Michoacán son: inseguridad, rezago económico y deficiente desarrollo social.  El próximo gobierno deberá enfocar sus recursos políticos y económicos en revertir estas tendencias. Por primera vez, el estado tendrá un gobierno de 4 años1, por lo que la eficiencia de sus políticas será fundamental para mejorar la situación actual de los michoacanos.

Seguridad

De acuerdo con el Centro de Investigación para el Desarrollo, CIDAC, Michoacán ocupa el lugar número 17 a nivel nacional en incidencia delictiva (por cada 100 mil habitantes se registraron  8,550 delitos durante 2010) y el segundo lugar nacional en cifra negra con  91.1%  de delitos no denunciados.

La apabullante cifra negra registrada en el estado, hace suponer que los ciudadanos no confían en la autoridad local encargada de la seguridad y la procuración de justicia.  En materia de impartición de justicia y confianza en las autoridades, la siguiente administración  tiene mucho por hacer.

Desarrollo social

El 55 % de los habitantes de Michoacán viven en pobreza multidimensional (CONEVAL).  La nueva administración tendrá que reorientar el gasto hacia programas sociales que reduzcan de manera efectiva los niveles de marginación y pobreza.

Manejo de recursos y deuda pública

Entre 2000 y 2008, Michoacán destinó cerca del 8% promedio anual de su gasto total a inversión en infraestructura. De este, el 87.5% se destinó a obras públicas. A nivel nacional se invirtió, durante el mismo periodo, 11%.

El 88% del gasto disponible para el mismo periodo (2000 – 2008) se destinó a gasto corriente. La mitad de este presupuesto fue para financiar a su propia burocracia y 17% al pago de subsidios y transferencias (que por lo general se traducen en el financiamiento a grupos de interés local).  De hecho, durante el 2007 y el 2008, los subsidios y transferencias representaron 21 y 24 centavos de cada peso disponible, respectivamente.

En cuanto al monto total de la deuda pública, Michoacán ocupa el séptimo lugar nacional con 13,381 millones de pesos, detrás del Distrito Federal que encabeza la lista con 52,258 millones de pesos, el Estado de México con 37,731 millones de pesos, Nuevo León y Coahuila con 34 mil millones de pesos, respectivamente. Michoacán ocupa el lugar 8 a nivel nacional en cuanto a deuda por habitante con 3,077 pesos (datos de CIDAC con base en la SHCP).

Sin embargo, lo relevante de la deuda pública es la relación con los ingresos. La deuda de este estado representó el 77% de sus participaciones (Ramo 28) y el 57% de las aportaciones federales (Ramo 33). Ello implica una baja capacidad del gobierno estatal para hacer frente a sus obligaciones financieras a partir de recursos propios.

 

1 A partir de la elección de 2008, el calendario electoral del estado se coordinó con los locales y el federal; esto implica que  Michoacán tendrá, por esta única ocasión, un gobierno de 3 años 7 meses y medio.