¿El regreso de Dios? ¿Alguna vez se fue? | Letras Libres
artículo no publicado

¿El regreso de Dios? ¿Alguna vez se fue?

Mark Lilla acaba de publicar en el New York Times un extraordinario artículo en el que pone en entredicho la historia de la política laica: según él, hasta bien entrado el siglo XX, el discurso político ha estado dominado por la retórica teológica que al día de hoy siguen utilizando Ahmadinejad o incluso, como dice Lilla, su fellow believer George Bush. Es más: cabe la posibilidad de que la separación entre religión y estado haya sido solamente una anomalía temporal, y no será raro que, de nuevo, los susurros de Dios al oído de los gobernantes vuelvan a ser su primera baza política.

Pero Christopher Hitchens le ha respondido ya, esta vez en Slate: aunque da la razón en muchos puntos a Lilla –le felicita por insinuar que “teología de la liberación” es un oxímoron–, resume su punto de vista en el último párrafo: “la religión no es nada más que una proyección del deseo del hombre de ser un esclavo y un idiota, y el miedo derivado a un exceso de conocimiento o de libertad”. Sin embargo, dice, el hombre ha sido ya bastante capaz de librarse de ella. Lilla debería haberle dado más crédito por eso.

- Ramón González Férriz