El raro de Ribot | Letras Libres
artículo no publicado

El raro de Ribot

Una de las vocaciones de este blog es dar seguimiento puntual e inmediato a los productos culturales que nos interesan. De conciertos de música a festivales de cine, pasando por lecturas públicas y ferias de arte, en Coberturas especiales, subsección del blog que aparecerá ocasionalmente, comentaremos estos eventos de la cartelera cultural.

- La redacción

El próximo viernes 13 de marzo se inaugura en el Laboratorio de Arte Alameda “Insideout”: exposición de arte sonoro con la que el festival Radar 8 abre sus puertas, dentro del marco del Festival de México en el Centro Histórico. Este año, Radar tuvo el acierto de invitar al polifacético guitarrista Marc Ribot, que ya había tocado antes en nuestro país, en el emblemático club Zinco.

Es difícil anticipar el estilo del concierto de Ribot: entre sus proyectos hay tal cantidad de registros y géneros que podría decirse que la única constante a lo largo de su prolífica carrera es la calidad desnuda de sus solos. Ribot forma parte del grupo de músicos neoyorquinos reunidos en torno a John Zorn y su disquera, Tzadik, pero lo mismo puede interpretar una música oscura y agobiante, cercana al noise, que farfullar en español alguna letra pegadiza junto a su grupo de salsa, Los cubanos postizos, homenajear a Serge Gainsbourg o hacer una versión de “Break on Through”, de los Doors, aderezada con la distorsión inimitable de su instrumento (si no, ver “Party Intellectuals”, el disco de su última banda, Ceramic Dog, lanzado en 2008). Basta con listar algunas de sus colaboraciones para saber que Ribot es un inclasificable de la música contemporánea: Tom Waits, Chuck Berry, Caetano Veloso, Elvis Costello, Susana Baca, Laurie Anderson, Marisa Monte, Madeleine Peyroux, Allen Ginsberg y un largo etcétera de atípicos.

También es cierto que el festival Radar incurre, muchas veces, en un desmesurado carnaval de ruidos inquietantes, agresivos a la razón y al tímpano. Pero aún esperando que la participación de Ribot se ubique en el extremo más experimental de sus intereses, no deja de ser un concierto digno de mención y seguimiento.

- Daniel Saldaña París

http://www.youtube.com/watch?v=Dlp-drgd2Lg