El placer de odiar | Letras Libres
artículo no publicado

El placer de odiar

Cito un fragmento de The Pleasure of Hating (1826), un ensayo de mi viejo amigo William Hazlitt. ¿Existirá traducción al castellano? Ojalá... Hazlitt entiende como pocos tanto mis tribulaciones privadas como las complejidades de México. Lo dejo en inglés y aventuro una traducción que de antemano descalifico.

As to my old opinions, I am heartily sick of them. I have reason, for they have deceived me sadly. I was taught to think, and I was willing to believe, that genius was not a bawd, that virtue was not a mask, that liberty was not a name, that love had its seat in the human heart. Now I would care little if these words were struck out of the dictionary, or if I had never heard them. They are become to my ears a mockery and a dream. Instead of patriots and friends of freedom, I see nothing but the tyrant and the slave, the people linked with kings to rivet on the chains of despotism and superstition. I see folly join with knavery, and together make up public spirit and public opinions. I see the insolent Tory, the blind Reformer, the coward Whig! If mankind had wished for what is right, they might have had it long ago…

(En lo que concierne a mis opiniones anteriores, estoy enfermo de ellas. Lo hago con razón, pues me han decepcionado tristemente. Se me educó para pensar –y así quise creerlo– que la genialidad no era una ramera, que la virtud no era una máscara, que la libertad no era una palabra, que el amor se aposentaba en el corazón humano. Muy poco habría de importarme, ahora, que estas palabras fuesen expulsadas del diccionario o no haberlas escuchado nunca. En mis oídos, se han convertido en burla y en sueño. En lugar de patriotas y amigos de la libertad, no veo sino al tirano y al esclavo, a la gente cercana a los reyes forjar cadenas de despotismo y superstición. Veo a la estupidez unirse a la bellaquería y, juntas, edificar la atmósfera y la opinión públicas. ¡Veo al conservador insolente, al reformista ciego, al liberal cobarde! Si la humanidad hubiese elegido lo que es justo, ya lo habría encontrado hace mucho…)