Disciplinas olímpicas: Tiro con arco | Letras Libres
artículo no publicado

Disciplinas olímpicas: Tiro con arco

Los contendientes, que estarán reunidos en el Lord's Cricket Ground a partir del 27 de julio, enfrentarán dificultades adicionales a la ya de por sí desafiante tarea de atinarle al pequeño centro dorado de 12.2 centímetros.

El tiro con arco es una práctica milenaria que de estar ligada principalmente a la supervivencia, tanto en el caso de la cacería como en el de la guerra, se convirtió en una actividad deportiva considerada por algunos como un arte que promueve la excelencia. Actualmente existen muchos tipos de arcos: largos, cortos, recurvos, compuestos y con poleas. En el caso de los juegos olímpicos de 2012, los 128 arqueros que competirán en este deporte (64 hombres y 64 mujeres) usarán arcos recurvos y tendrán como objetivo común el centro de una diana de 122 centímetros, con 10 círculos concéntricos de colores oro, rojo, azul, negro y blanco, del centro hacia afuera.  Los arqueros se ubicarán a 70 metros de la diana y sus herramientas principales serán, por supuesto, su arco recurvo y las flechas.

Los contendientes, que estarán reunidos en el Lord's Cricket Ground a partir del 27 de julio, enfrentarán dificultades adicionales a la ya de por sí desafiante tarea de atinarle al pequeño centro dorado de 12.2 centímetros, que a la distancia de los competidores se ve más pequeño que una lenteja. Muy lejanos les pueden parecen hoy los días en los que se estrenaron como arqueros. Cuando sintieron temor al colocar su primera flecha y abrir el arco, cuando la cuerda les golpeó el brazo por no estar en la postura correcta y cuando atinarle a cualquier lugar de la diana a una distancia 10 ó 15 metros era todo un logro. Hoy las condiciones son muy diferentes, pero seguramente experimentan la misma gama de emociones que antes: el empoderamiento que les brinda su erguida postura, la solidez que sienten al mantenerse inmóviles con el arco abierto observando su objetivo a través de la mira, el placer de soltar suavemente la cuerda, de escuchar el sonido de la flecha que sale disparada en un instante y de verla casi de inmediato clavada en la diana, así como el vacío que se apodera de su estómago en los instantes eternos que esperan para conocer el resultado de cada tiro.

En esos momentos, a los arqueros que representarán a México: la neolonesa Mariana Avitia, la capitalina Aída Román, la sonorense Alejandra Valencia, los jaliscienses Juan René Serrano y Luis Eduardo Vélez, y el bajacaliforniano Luis Álvarez, les será muy útil recordar los motivos que los llevaron a ser fervientes practicantes de este deporte y revivir las emociones y los pensamientos que les ayudaron a llegar a los juegos olímpicos. El verse a sí mismos tan admirados como a aquellas personas o personajes ficticios que fueron su fuente de inspiración para llegar a ser los mejores. Puede que haya sido alguno de sus padres, tíos, hermanos o amigos; famosos arqueros olímpicos como Marco Galiazzo, Simon Fairweather y Park Sung-Hyun; personajes de la mitología como Artemisa, Herácles y las Amazonas, o figuras legendarias como Robin Hood y Guillermo Tell. El hecho es que su resistencia, fuerza, coordinación, concentración, equilibrio y capacidad de ubicación espacial, forjadas a base de disciplina y práctica constante, hoy los puso en lugar que puede catapultarlos a la fama.

Para estos mexicanos, las condiciones para la competencia serán muy parecidas a las de los demás arqueros. Lo que hará la diferencia para los arqueros que acaricien el tan deseado oro olímpico serán sus habilidades para enfocarse y ser consistentes en la ejecución. En este deporte de precisión cualquier distracción puede ser fatal ya que cada tiro cuenta, cada movimiento cuenta. Los pensamientos que crucen por las mentes los participantes serán determinantes para alcanzar el éxito. Para avanzar en la competencia individual, los participantes deberán salir victoriosos en cada etapa de la competencia. Empezando por el ranking inicial que se determinará con el puntaje que obtenga cada arquero después de tirar 72 flechas en 12 fases de 6 flechas cada una. Continuando con la competencia uno a uno en donde los arqueros competirán de acuerdo a su posición en el ranking: el número 1 contra el 64, el 2 contra el 63, el 3 contra el 62 y así sucesivamente. El ganador en cada caso será el primer arquero que logre seis puntos en un partido de cinco sets de tres flechas cada uno. Por cada set que ganen obtendrán 2 puntos y si empatan obtendrán un punto. Si los competidores van empatados al final de los cinco sets, ambos tirarán una flecha y el que más se acerque al centro ganará el partido. Los vencedores pasarán a la siguiente ronda y continuarán la misma dinámica hasta que los ganadores de las semifinales disputen la medalla de oro.

En el caso de la competencia por equipos, cada uno de los cuales se compondrá de tres arqueros, el objetivo será obtener la mayor cantidad de puntos en cada partido compuesto de cuatro sets de seis flechas cada uno en donde cada arquero tirará dos flechas. El equipo que obtenga la mayor puntuación será el que pase a la siguiente ronda. Si los equipos están empatados, cada uno tirará tres flechas. Si la puntuación obtenida es similar, el equipo que haya lanzado la flecha que esté más cerca del centro será el que pase a la siguiente ronda. Esta dinámica se repetirá hasta que los últimos dos equipos se disputen la medalla de oro.

Los arqueros mexicanos que asistirán a las olimpiadas, que actualmente se encuentran en los lugares 5 (Alejandra Valencia), 13 (Aída Román) y 22 (Mariana Avitia) del ranking mundial de mujeres y 13 (Luis Álvarez), 25 (Juan René Serrano) y 46 (Luis Eduardo Vélez) del ranking mundial de hombres, tienen muchas posibilidades de ganar medallas y bridarle esperanzas a nuestro país. Por tanto, más que suerte les deseo a nuestros representantes en el tiro con arco que puedan lograr la concentración, enfoque y la consistencia en la ejecución que se requiere para ganar.