Diarios (1945-1948) | Letras Libres
artículo no publicado

Diarios (1945-1948)





 
Thursday, January 4, 19451


Pronous words correctly and to what the words mien.
Be abel to read clearly so all can understand.

Monday, January 8, 1945

Dónde estará la gitana que en mis ratos de tristeza me alegraba con su canto, dónde estará.

Wednesday, January 10, 1945

La venganza de la tumba
 
1. En el panteón de Dolores a las 4 de la tarde Luis Mendoza era enterrado víctima de un accidente automovilístico.
2. Volvimos al panteón de Dolores a las 12 de la noche y nos dirigimos a la tumba de Luis Mendoza en la puerta de ella hay un epitafio que dice: L.M. he de volver a vengar mi muerte.
3. Un momento después Mason intenta abrir la puerta de la tumba pero un tremendo ruido lo hace caer sin sentido a tierra, ¿qué puede ser ese ruido?
4. Pocos minutos después Mason vuelve en sí y se encuentra frente a una sombra. ¡Y esa sombra era el espíritu de Luis Mendoza!
5. Mason queda casi electrocutado de terror y echa mano de la pistola pero sólo oye una voz que dice: “Yo soy la venganza de la tumba” y desaparece.
6. Mason vuelve inmediatamente a pedir ayuda a la policía y recibe una escolta de dos de los agentes más cautos y vuelve a Dolores.
7. Se dirigen inmediatamente a la tumba y ya allí empiezan a cavar pero a los pocos minutos...
8. Los dos agentes caen atravesados por dos puñales. Mason no hace más que huir velozmente sin darse cuenta de dónde salieron los puñales.
 

Monday, January 15, 1945

La venganza de la tumba

9. Llega Mason inmediatamente a la jefatura y recibe 10 hombres de ayuda y vuelve a el panteón de Dolores a gran velocidad.
10. Toda la zona de la tumba es vigilada por 7 hombres y 3 se quedan con Mason con poco trabajo despedazan la cerradura y Mason baja a inspeccionar el cadáver.
11. Llega hasta el ataúd y se queda casi petrificado de terror al verlo vacío inmediatamente sale con toda velocidad.
12. Pero no le llena de terror el verse frente a Luis Mendoza.

Tuesday, February 13, 1945

Dónde estará la gitana
que en mis ratos de tristeza
con su canto me alegraba.

Wednesday, February 14, 1945

Este es un gringo estúpido igual que los demás gringos. Todos los gringos son estúpidos.
 

Hijo de los Lupanares, si este diario abrir osares...
S. Elizondo


Diciembre 19, 1947
M.D.F.


Hoy fue día de mi santo y lo pasé muy contento. Probablemente sea una de las últimas celebraciones de esta índole por varios años. Se avecina la posada de mi tía María Luisa y todavía no sé a quién llevar. Posiblemente invite yo a Dianita Martínez Solares – la voy a invitar – en estos últimos días he estado pensando en la posibilidad de un viaje a la luna; todo es una cuestión de dinero – Omnis scientia.
En este mi 15º cumpleaños he tomado varias resoluciones entre ellas la de pasar año.
(Y no la cumplí – Ottawa, dic. 16, 48)

 
Diciembre 20, 1947
M.D.F.

Hoy he ido con Dianita al cine – y la he invitado a la posada de mi tía María Luisa, el lunes – desde hace mucho he sentido una gran simpatía por Diana, pero hoy he descubierto que puede que haya algo más que una pura simpatía de mí hacia ella. El lunes le hablaré, a ella brindaré la recopilación de todos mis escritos científicos que pondré en una exposición científica que llamaré “Epistemología físico-matemática y geométrico-relativista”. Para esto tendré que poner muchas horas de trabajo, quiero terminar esta obra junto con la de la utilización de la energía atómica para la propulsión a reacción.
Esta última la he empezado hace unos días, pero no he adelantado con motivo de las fiestas – Omnis scientia.

Diciembre 21, 1947
M.D.F.

¡Qué estúpido he sido! No dedicaré a ninguna mujer la recopilación de mis escritos científicos desde el momento que no la voy a hacer (science and women don’t mix), pero sí estoy enamorado de ella y mañana con seguridad tocaré el punto – aunque indirectamente, a ver qué tal salgo – tengo ansias de amar y de estudiar – pero de la manera que a mí me gusta – detesto la gramática y todos sus derivados, el lirismo es para los tontos, sólo me gustan tres cosas, la física-matemática, la astronomía y las mujeres.
Por primera vez en mi vida no he sentido el deseo sensual en la mujer de quien estoy enamorado – me siento atraído por su carácter y por su finura y no por su figura – ahora comprendo que el alma está por encima de todas las cosas materiales – Ya me muero por tener mi telescopio. El telescopio es el único modo de alejarse de este estúpido planeta en el que lo único que nos interesa es el dinero.

Diciembre 22, 1947
M.D.F.

Hoy ha sido la posada de mi tía María Luisa. No hallo palabras para definirla, puesto que estuve contento y aburrido. Estuve contento porque estuve con Diana, pero aburrido y preocupado porque no tuve una oportunidad para decirle algo. Su personalidad me atrae. “and I think it is quite obvious” porque la miraba yo largo rato y creo que mis primos se dieron cuenta. Lo que pasa con todas las mentalidades castas; que en todo se han de meter y creo que se lo dijeron. Si ella lo sabe, me dará oportunidad, si no, actuaré yo. Los planes para mi conquista los he estudiado. Espero que en este mismo diario pueda anotar mi victoria. Lo que debo de hacer ahora es no mencionar una sola palabra a nadie. Esta vez me encuentro enamorado de una manera muy distinta a todas las anteriores. “I think D. would make and excellent wife” y parece inteligente, en fin, ya veré. “She is superficial and not very sensitive... and she knows calculus”, “...she is still a child”.

Diciembre 23, 1947
M.D.F.

Hoy es el día en que todos, en mis circunstancias, nos dolemos de las cosas que no hicimos y que hubiéramos podido hacer – esto duele porque, en fin, las cosas que ya hicimos, pues ya las hicimos y ya no tienen remedio, sin embargo, lo que no hicimos es diferente – en realidad yo no tuve la culpa, puesto que los tontos de mis primos estuvieron pegados todo el tiempo, cometiendo las mismas indiscreciones de siempre – si yo hubiera estado solo, hubiera sido diferente, pero una declaración por medio de indirectas es bastante difícil, y a pesar de todo soy muy tímido, pero si al menos hubiera yo bailado con ella... pero eso no fue culpa mía, pues ella no quiso bailar. La nota del día anterior en mi diario posiblemente esté equivocada pues no sé lo que voy a hacer – Hoy mandé comprar mi telescopio, espero que me lo manden pronto. Durante mi estancia en San Luis Potosí, voy a hacer los planos para un telescopio refractor que continuaré el próximo invierno. Quisiera desde San Luis Potosí, si pudiera yo, escribirle a diario.

Febrero 29, 1948

Hoy me he hecho el firme propósito de estudiar con todas mis fuerzas y de terminar mi libro cuanto antes posible, para publicarlo inmediatamente. Este libro marcará la primera etapa de mi vida – Esa obra, aunque no lo diga en la primera hoja, está dedicada a ella. Ya nada me importa más que pensar en cosas como el espacio y el tiempo, términos que, aunque no parece, encierran un caudal de misterios que aún no se aclaran, quizás el destino me los revele.

Mayo 7, 1948

¡Este es el principio del desastre! ¡Adiós Diana! ¡Adiós alegría de vivir, adiós ambiciones! ¡Adiós todo cuanto puede significar algo para mí! A los 15 años estoy derrotado y ya no puedo luchar, todo a mi alrededor se mueve con pasos de incertidumbre y de tristeza a través del medio ambiente de mi melancolía infusa que hasta ahora no había abandonado las paredes del subconsciente. Y sin embargo, ¿cuánto queda por vivir? Una vida áspera y llena de tristezas me espera opacada por el brillo del dinero y de las vanidades falsas de esta vida. Sólo me duele una cosa adentro, muy dentro del alma, y eso es mi madre, la mujer a quien no he sabido dar todo lo que se merece.

Diciembre 19 de 19482

Por fin llegó el día – 16 años hoy – y, sin embargo, soy el mismo – cuántos recuerdos han pasado por mi cabeza el día de hoy – Pensar que hace un año empecé este diario y fue uno de los días más felices de mi vida – porque ese fue el día en que realmente me enamoré de Diana – me enamoré de ella locamente y todo el año la pasé viviendo de la ilusión que cuando menos una mirada o una sonrisa de ella me daban, sin embargo ahora parece que ya no se acuerda de mí, sin embargo el amor que le tengo, por poco o mucho que sea, tardará en apagarse. Cuántas cosas han sucedido en este año, sería imposible enumerarlas – después de todo fue un año vivido intensamente – aún me acuerdo de ella cuando fue a mi casa, llevaba un vestido color fresa y con peinado alto, me acuerdo que me regaló un puñal mexicano – que después casi idolatré y que me servía a manera de oráculo – que dejaba yo caer al azar y si caía clavado era que Diana me quería – cuántas veces mintió.
Todavía me acuerdo de la fiesta, nunca en toda mi vida había estado la mesa adornada con tanto gusto – el pastel tenía 15 velas, de cada vela salía un listón de seda rojo al final del cual en un corazoncito de cartón rojo estaban escritos los nombres de los invitados – aún conservo el de Diana y el mío.
Esa fiesta que fue una alegría para mí, se la debo a mi madre en la que también he pensado hoy, porque me siento profundamente agradecido hacia ella, por el don más preciado que alguien puede recibir jamás – la vida – mi madre rogó al cielo por tener un hijo, pues después de cuatro años de casada, aún estaba imposibilitada, sin embargo, fue fe y esperanza lo que me hicieron vivir, pues si no hubiera sido por estas cualidades de mi madre quizás nunca hubiera nacido. Hasta ahora le he pagado mal todo cuanto ha hecho por mí, nunca le he demostrado mi afecto de la manera que realmente lo siento. Este año que viene haré planes para que una vez más vuelva a tener fe en mí.
También he pensado en mi padre. Es un hombre equivocado. En el fondo creo que todavía ama a mi madre, y que ha sido la víctima de circunstancias terribles en las que no debo ni pensar.

También he pensado en mi agüe, la pobrecita sí que es una santa, ella sí que merece pasar sus últimos años tranquila – siempre toda su vida ha sufrido por la felicidad de otros – nunca una sonrisa para ella, nunca una frase amable – siempre desdeñada por todos – a ella tengo que hacerla feliz. En fin, este día ha sido de recuerdos, cuánta gente no ha pasado por mi memoria en este día – todos, mi nana, Marcelo, Diana, mi agüe, Laura, Vico, mis primos, mi padre – la mayor parte son recuerdos tristes, pues todavía no encuentro mi Shangri-la.
Sin embargo, aquí brindo por que todos encontremos nuestro Shangri-la. Porque todos, antes que nada, seamos felices y a la vez hagamos felices a los que nos rodean – ¡brindo por las mujeres, la sabiduría y la verdad!

Diciembre 20, 1948
O.C.


Hoy he recibido una carta de mi mamá fechada 15 de diciembre que me envío para felicitarme con motivo del día de mi cumpleaños, no me avergüenzo de decir que sentí unas ganas inmensas de encerrarme y ponerme a llorar, viendo que después de todo lo que le he hecho todavía me entrega todo el amor de su corazón, esa es la verdadera nobleza y el amor eterno. Qué me puede importar todo lo que suceda, que nuca alcance el genio, la verdad, la belleza, la gloria, la fama, en fin todo lo que pudiera desear, si sé que tengo el amor de mi madre, sin embargo todas estas metas las alcanzaré para satisfacer las ilusiones sublimes que una madre como la mía puede tener para su hijo. Esta carta me da fe en mí mismo, fe para llevar a cabo la obra sublime que he planeado malgré tout  porque sé que, mientras siga el camino trazado por mis propias convicciones, todo me puede fallar, menos ella, y si ayer brindé porque todos encontráramos nuestro Shangri-la, hoy brindo porque yo lo encuentre para poder llegar a mi madre y decirle: este es tu hijo, este es su triunfo. ~ 

_______________________________________________

1 Salvador Elizondo escribe estos apuntes en hojas fechadas en inglés desde el internado militar en Los Ángeles, California. Se respeta la ortografía del joven autor.
2 Este texto y el siguiente los escribió en Ottawa, Canadá, donde cursaba la preparatoria.