Reseña de la semana: adiós al Rey Midas | Letras Libres
artículo no publicado

Reseña de la semana: adiós al Rey Midas

Hasta hace poco menos de dos meses nadie podría haber negado que, en menos de diez años, Peter Jackson le usurpó el título de Rey Midas a Steven Spielberg: proyecto que tocaba, proyecto que se convertía en una máquina de imprimir millones de dólares. Después de The Lord of the Rings y King Kong, ¿quién hubiera puesto en duda la capacidad de Jackson para crear ese híbrido que tanto anhela Hollywood: el blockbuster que aparenta tener corazón y cerebro?

Por lo tanto, nadie dudó que Jackson no fuera capaz de lograr una adaptación digna de The Lovely Bones, el bestseller de Alice Sebold en el que una adolescente relata –desde el cielo– lo que ocurre después de su asesinato. Mucho más que King Kong, The Lovely Bones parecía representar la oportunidad perfecta para Jackson: un regreso a sus raíces oscuras (Heavenly Creatures), mezclado a su recién adquirida capacidad para llenar estadios con sus películas.

La recepción que ha obtenido la película de The Lovely Bones no le ha llegado ni a los talones a las expectativas. David Denby, crítico de The New Yorker, llama a Jackson “un fabulista sin disciplina”. Newsweek describe el cielo creado por el neozelandés como “kitsch” y “cursi”. Y Entertainment Weekly insiste que la adaptación cinematográfica ha limpiado la historia de peligro, convirtiéndola en un cuento pudoroso y aburrido.

Habrá que esperar a que la cinta se estrene en Latioamérica para llegar a una conclusión. Por lo pronto, parece que el Rey Midas ha abandonado el trono.

-La redacción