¿Por qué dejó Del Toro 'The Hobbit'? | Letras Libres
artículo no publicado

¿Por qué dejó Del Toro 'The Hobbit'?

Una dura noticia para los fanáticos de The Lord of the Rings: después de más de un año de preproducción y de borrador tras borrador de dos guiones; después de haberse mudado a Nueva Zelandia, listo para comenzar el rodaje, Guillermo del Toro anunció que ya no dirigirá The Hobbit. A la luz de lo expuesto tanto por Peter Jackson como por el realizador mexicano, la preocupación de la fanaticada de Tolkien es entendible. Al parecer, el proyecto de The Hobbit (y su secuela) no sólo carecía de fecha de inicio para su filmación: ni siquiera tenía luz verde para rodar cámaras. Más que creativos, los problemas son de índole económica. MGM, estudio que posee la mitad de los derechos de distribución de The Hobbit, está en bancarrota. Y, al parecer, no puede vender ese cincuenta por ciento porque al hacerlo perdería valor de compra y disuadiría a potenciales compradores de llevar a cabo la transacción. Desgraciadamente, esto significa que MGM no tiene dinero suficiente para pagar una producción y una distribución de la magnitud de The Hobbit.

Los problemas creativos que suscita la salida de Del Toro tampoco son desdeñables. Es difícil imaginar a un director mejor armado para reinterpretar el universo de Tolkien que al director de Hellboy. El despliegue imaginativo y el toque personal de Del Toro le habrían venido como anillo al dedo a The Hobbit. No obstante, su salida también es entendible. Después del éxito de El Laberinto del Fauno, Del Toro se convirtió en uno de los realizadores más buscados de Hollywood: un nombre capaz de levantar proyectos personales, entre los que figura un remake de Frankenstein y la adaptación de At the Mountains of Madness, clásico cuento de H.P. Lovecraft. Quedarse seis años más en Nueva Zelandia lo dejaría en la banca, no sólo por una considerable cantidad de tiempo, sino en lo que es –quizás- su cenit creativo.

La pregunta pertinente es, ¿a quién escogerá Jackson para hacerse cargo de estas dos precuelas? Pero, aún más importante, ¿cuándo saldrán las películas?

Las respuestas, desgraciadamente, tardarán en llegar… si es que llegan. Tal parece que a los fanáticos del universo de Tolkien les falta mucho, pero mucho, para poder volver a visitar la Tierra Media.

-La redacción