Lo mejor del año, 2nda parte | Letras Libres
artículo no publicado

Lo mejor del año, 2nda parte

El discurso del Rey (The king’s speech, 2010) de Tom Hooper

Si las pausas largas hacen que un discurso se escuche más solemne, “entonces yo soy el rey más solemne que haya existido”, dice Colin Firth en el papel del rey Jorge VI de Inglaterra. En un momento en el que Inglaterra (y el resto de Europa) estaba necesitada de líderes que levantaran la voz en contra de Hitler, surge la historia de un príncipe tartamudo, emocionalmente reprimido por su familia, y con pavor a los micrófonos; un príncipe que creyó que nunca sería rey, hasta que su hermano mayor abdica a la corona para casarse con Wallis Simpson, una americana dos veces divorciada. A diferencia de otras películas de monarcas que retratan la grandiosidad de la realeza, The king´s speech es una cinta que se sumerge en la intimidad de un personaje y en su lucha por ganarse el respeto de su pueblo. A través de tomas que rayan en lo claustrofóbico y lentes cortos que retratan a detalle los gestos de los personajes, Hooper evoca el nerviosismo y la ansiedad del príncipe mientras lucha por encontrar su voz. El placer de ver esta película viene acompañado de dos grandes interpretaciones: Geoffrey Rush como el terapeuta poco ortodoxo y sin pelos en la lengua; y, por supuesto, Colin Firth.

La red social (The social network, 2010) de David Fincher

Hay quien se ha atrevido a decir que “The social network es la película que define esta última década” (Peter Travers, Rolling Stone). Eso está por verse. Lo que sí se puede afirmar es que se trata de una película que define cómo el Internet ha cambiado la forma en que nos comunicamos. La película, que cuenta la historia de la creación de Facebook, y la ascensión de Mark Zuckerberg a billonario (a pesar de múltiples demandas), es un relato de conexión y desconexión, de soledad, y de una generación que vive pegada a la pantalla de su computadora. El mayor crédito se lo lleva su guionista, Aaron Sorkin. Sólo el creador de aquellas conversaciones de pasillo de la serie política The West Wing pudo escribir esos diálogos inteligentes y agilísimos que hicieron que una película de nerds hablando de programación resultara tan atractiva. ¿Y el crédito de David Fincher? Convertir una de las actividades más aburridas que un personaje puede hacer en pantalla –programar, navegar por Internet- en un juego de acción que ya quisieran haber logrado los mejores directores de thrillers.

Toy story 3 (2010) de Lee Unkrich

Dicen que segundas partes no son buenas, y terceras, menos. Pero Toy story 3, al ser la culminación de las angustias que los juguetes expresaron en las dos primeras películas, es la excepción a la regla. ¿Qué pasa cuando tu mejor amigo te abandona porque ya creció? Si hablamos de películas que presuntamente han definido décadas, Toy story es una de ellas. La saga de Pixar vio crecer una generación, y esta tercera y última parte está entre mis favoritas por múltiples razones. Ya lo dije en una reseña anterior y lo repito: se trata de una película completa en todos los sentidos. Con un guión intachable de Michael Arndt (ganador del Oscar por Little Miss Sunshine), el final de la saga de Toy story es humano, fresco y divertido. No hay un minuto desperdiciado. Toy story 3 es una película sobre la amistad; sobre los seres queridos que a veces se van, pero no por ello dejan de estar cerca de nosotros.

Extra: Pranzo di Ferragosto de Gianni di Gregorio. Esta película sería la número uno de esta lista de no ser porque no es del año pasado, ni del antepasado. La película es del 2008, pero los que no vivimos en Europa tuvimos el placer de verla en el cine en el 2010. Se trata de una comedia honesta y sin pretensiones. Pranzo di Ferragosto es un conmovedor relato de ancianas olvidadas y atrapadas en el calor veraniego de la ciudad. Mi favorita, por mucho. (Para mayor detalle, acá está la reseña).

-Olga de la Fuente