En tiempos de Nolan | Letras Libres
artículo no publicado

En tiempos de Nolan

Frase promocional de Inception, la nueva película de Christopher Nolan: Your Mind Is The Scene Of The Crime. Suéltese esta frase en un trailer enigmático y visualmente sobrecogedor, respaldado por un elenco más que sólido, y un director mimado por la crítica y la taquilla, y se obtendrá un hype instantáneo.

No cabe duda de que Nolan ha sido consentido por el medio cinematográfico. Sus cintas reciben una aprobación casi inmediata, desde aquella temprana Memento, hasta su más reciente cinta, The Dark Knight -revisión en clave oscura del mito de Batman-, pasando en el ínterin por filmes geniales como The Prestige hasta aburrimientos con momentos rescatables, como Batman Begins o Insomnia. Memento aparece en el lugar número 27 de las 250 mejores cintas jamás filmadas, según IMDB. Y The Dark Knight, en algún momento de los días posteriores a su estreno, se registró, con ayuda de los enloquecidos votos de los fans del cómic, como la ‘mejor película de la historia’.

Nolan sabe aprovechar esta situación. Con The Dark Knight generó una campaña viral que pobló internet durante meses, y que tuvo a los fans al borde del asiento día tras día, esperando un nuevo desplegado del Joker, una nueva web que trajera consigo ‘secretos’ del filme, una foto, una señal de vida del ente que sabían que pronto iba a aparecer en las pantallas de sus cines. Como con Cloverfield, el director y su equipo supieron convertir la campaña en un arte, atrayendo así a la base de aficionados inamovible y a curiosos que quedaron enganchados por los Why So Serious? de los carteles promocionales. Hablamos de un tipo que se sabe querido y lo usa.

Inception está jugando en una cancha similar. Aparece después de The Dark Knight, película efectiva y trascendente por donde se le mire, y de The Prestige, muy posiblemente la mejor cinta de su director. Su posición la favorece: nadie espera que Nolan entregue una película mala o deficiente. Se ha rodeado de un séquito de actores capaces (Leonardo DiCaprio, Ellen Page, Joseph Gordon - Levitt, Ken Watanabe, Cillian Murphy y Michael Caine, entre otros), y de sus colaboradores habituales: Hanz Zimmer, compositor; Emma Thomas, su esposa y productora; Wally Pfister, fotógrafo. Todos estos talentos ayudan a cargar los dados del gusto del público a su favor.

En el trailer se percibe una atmósfera pseudo noir, tan en boga estos últimos años, y un claro tono de ciencia ficción. Recuerda a la estética, e incluso al argumento, de aquella menospreciada y estupenda Dark City, de Alex Proyas: otro thriller que, como anunció Warner, ‘transcurre dentro de la arquitectura de la mente’. Hay, para el ojo clínico, fuertes reminiscencias de la obra de Philip K. Dick, aquel escritor de ciencia ficción que tanto le aportó al género y a la literatura en general. Un protagonista que se adivina perseguido, corriendo entre laberintos psicológicos, acosado por tormentos kafkianos que no alcanza a comprender. Una ciudad que es más un personaje que un escenario –recordarán inmediatamente a Ubik, de Dick–; un ente con vida propia. Atmósfera de tensión perenne, de duda, de temor incontrolable; una histeria enrarecida que terminará consumiendo todo, incluyendo, por supuesto, a la realidad.

-Luis Alberto Reséndiz