El humo negro no es el humo negro, es el humo negro | Letras Libres
artículo no publicado

El humo negro no es el humo negro, es el humo negro

Advertencia: si no has visto la quinta y la sexta temporada de Lost, este texto puede revelar parte de la trama.

A ver si podemos entender:

-Locke no es Locke: Locke es el Hombre de Negro.

-El Hombre de Negro es el humo negro.

-El humo negro es enemigo de Jacob.

-Jacob nunca envejece.

-El Hombre de Negro nunca envejece.

-Richard Alpert nunca envejece.

-Richard Alpert le dijo a Locke que tenía que morir para regresar a la isla porque Locke –que no es Locke, sino El Hombre de Negro- se lo había dicho unos minutos antes, después de haber viajado en el tiempo, dadas las características metafísicas, psíquicas, electromagnéticas, electroteóricas, magnetotemporales de la isla.

-Richard Alpert visita a Locke de niño.

-Richard Alpert trabaja para Jacob.

-Richard Alpert salva a Ben de niño.

-Ben trabaja para Jacob.

-Ben nunca ha visto a Jacob.

-Un día, Jacob –barbado y atado a una silla- le pide a Locke que lo ayude. Tres temporadas después, Locke –que no es Locke, sino El Hombre de Negro- ayuda a Jacob convenciendo a Ben de que lo mate.

-Jacob era el líder de los Otros –que no son los Otros, sino los otros Otros, siendo los otros la iniciativa Dharma, que fue aniquiliada por Ben, que forma parte de los otros Otros, que no son los Otros, pero que algún día formó parte de la iniciativa Dharma-, una comunidad de políglotas amazónicos que tienen una fuente de la eterna juventud dentro de un templo maya que está a un kilómetro de una estatua egipcia, y de un oso polar, y de una bomba de hidrógeno, y de un barco de esclavos del siglo XVIII.

-Puede que así como El Hombre de Negro reencarnó en Locke, Jacob haya reencarnado en Sayid. Puede, por lo tanto, que el papá de Jack no sea el papá de Jack, sino un oso polar, o la francesa, o el novio de la francesa, o Charles Widmore (que sigue vivo, y es amigo de Jacob, o El Hombre de Negro, que es Locke, pero no es Locke).

-Charles Widmore es enemigo de Ben.

-La isla es enemiga de Ben.

-La isla es enemiga de Widmore.

-Ben sí envejece; la isla no le cura el cáncer.

-La isla cura a ciertas personas como un ungüento divino y místico; la isla mata a otras, porque la isla es misteriosa.

-La isla mató al Sr. Eko por un motivo misterioso*.

-Pero no fue la isla la que lo mató. Fue El Hombre de Negro, que no era El Hombre de Negro, sino el humo negro. Lo mató, suponemos, porque el humo negro detesta a los traficantes de droga que se hacen pasar por curas, y a los pilotos, y a los franceses.

-Pensándolo bien: no sabemos a quién odia el humo negro.

-Tampoco sabemos a quién odia Jacob, que ahora puede que sea Sayid.

-Tampoco sabemos muy bien a quién odia Ben, que sigue siendo Ben, a menos de que haya sido poseído por Michael, que murió en un buque. O Vincent, que es un perro.

-Tampoco sabemos a quién odia Vincent, el perro.

-Puede ser que Vincent se haya convertido en un oso polar y que ahora viva en el siglo XV, cuando la isla fue colonizada por mayas y egipcios y osos polares (todos viajaron en el tiempo).

-Y es posible que todos estén vivos, o que todos estén muertos, o semi muertos, o semi vivos, o en proceso de reencarnar, es decir, semi reencarnados, cuasi transmigrados, muertivivos, vivimuertos, partidos en dos, en tres, en cuatro, o en seis realidades.

-Por lo tanto, puede ser que Lost sea incoherente. Que nuestros deseos por ver todos los cabos atados, las preguntas respondidas, los misterios explicados, las muertes redimidas, no cristalicen nunca. Puede ser que, en vez de haber invertido cinco años de nuestras vidas en ver la primera gran novela televisiva en un canal abierto, hayamos visto a un grupo de escritores (creadores, se hacen llamar) meter cuanta cosa hayan imaginado dentro de una cubeta en forma de isla: una especie de collage sin resonancia ni sentido.

-Pero puede ser que regrese Walt –hijo de Michael, amigo de Locke, del Locke que era Locke y no El Hombre de Negro- y nos explique todo.

-O no.

*El motivo misterioso era que el actor que interpretaba a Eko ya no quería estar en la serie.

– El humo negro