Diábolos | Letras Libres
artículo no publicado

Diábolos

Infieles, de Ira Sachs

Este filme sobre el infierno suburbano de los años 50 está emparentado con la magnífica Sólo un sueño, aunque posee un tono mucho más sutil. Las infidelidades matrimoniales y los lazos dependientes están retratados aquí con una visión más bien irónica, aunque no por ello resultan menos patéticos que en la cinta de Sam Mendes. Las actuaciones de Chris Cooper y Patricia Clarckson –quienes encarnan a una pareja en decadencia–, son soberbias, y Pierce Brosnan está cumplidor en el papel del amigo seductor y traicionero. No hay mayor novedad en lo que esta película muestra sobre las consabidas amarguras de la vida matrimonial –hartazgo, rencores, ilusiones rotas–, pero lo interesante está en la trama y en la manera en que es contada. La historia del marido que está dispuesto a envenenar a su esposa y el giro que toma al final, mantiene la atención del espectador en todo momento. Su sentencia es inquietante: nadie sabe a ciencia cierta quién es la persona con la que duerme todas las noches.

Distrito 9, de Neil Blomkamp

Una película sobre extraterrestres con un enfoque diferente al habitual: aquí los humanos son los malos, y han confinado a los alienígenas en una especie de campo de concentración, luego que su nave quedara “varada” en el cielo de Johanesburgo. Narrada en clave de falso documental, esta historia utiliza el pretexto de los extraterrestres para hablar en realidad de los defectos de nuestra especie: la codicia sin límites, la intolerancia ante lo diferente y, sobre todo, la naturaleza violenta y egoísta que nos caracteriza. Los efectos están bien logrados; en especial destaca el diseño de los aliens –lo terrícolas se refieren a ellos como “camarones”–, que los hace parecer desagradables y vulnerables a la vez. Hartos del trato que les dan los humanos, al final los extraterrestres sólo quieren regresar a casa. Distrito 9 es, por lo tanto, una actualización de E.T., sólo que con mucha adrenalina y disparos de por medio.

La huérfana, de Jaume Collett-Serra

Más que tratarse de un filme de terror –que sí lo es–, La huérfana es una película sobre manipulación psicológica y juegos mentales, estupendamente lograda. Es, también, la historia de un secreto, que se guarda hábilmente hasta el final, donde todo encaja. La trama oculta de una niña extraña que cambia para siempre la vida de la familia que la adopta y la gente que la rodea. No se puede decir más sobre esta cinta sin revelar sus claves. Sólo agregar que el casting es atinado y Esther (Isabelle Fuhrman), la protagonista, es tan escalofriante como misteriosa. Una mezcla exacta del candor y la crueldad de las que todo niño es capaz. Eso tiene Esther, y algo más, que la hace única, digna del material de las pesadillas… pero eso hay que comprobarlo con los propios ojos. El director Jaume Collett-Serra confirma la buena reputación de los cineastas españoles en los filmes de género.

– Bernardo Esquinca