Che, ¿por qué no te callás? | Letras Libres
artículo no publicado

Che, ¿por qué no te callás?

Carta de Esmógico City

Si es mexicano y no está en la tele (aunque sea la tele de acá, y particularmente la azcarriana) es usted uno de los millones de hombres más feos del mundo. Esto es lo que en resumidas cuentas dijo el periodista Jorge Lafauci, juez argentino de nada menos que el PCIB, el Primer Campeonato Internacional de Baile, que se teletrasmite todos los domingos como un rito profano que se volvió sagrado porque lo unge la televisión número uno de México y de no pocos alrededores. O, citado más textualmente, esto es lo que don Jorge (¿Georgie?) dijo: "Son los más feos los mexicanos; no lo vayas a sacar [a las pantallas, se sobreentiende], pero los únicos mexicanos lindos están en la tele."

Gulp, así nomás, y qué valiente el señor Lafauci. Pero claro, no lo dijo aquí, porque si llega a decirlo en este país al cual Papá Azcárraga le dio un espectador en cada ciudadano, hubiera pagado caro su inconcebible provocación junto a la cual las de Bin Laden o de Hugo Chávez o de Juan Carlos de Borbón son fanfarronaditas escolares. ¡Agarráte vos! Al incauto juez de coreografías se le hubiera detenido y sometido a tortura asestándole una larga sesión de sones mariachis de la Plaza Garibaldi, o haciéndole oír durante horas a un guía de turistas muy nacionalista narrándole los murales de Diego Rivera en el Palacio Nacional o bien la grabación de un discurso de don AMLO el Legítimo en el mero Zócalo, o aplicándole "la venganza de Moctezuma", digamos que haciéndole tragar por embudo diez litros de síntesis de moles rojos, verdes y negros de todas las regiones del país, más cien litros de pulque de fresa no curado (si todavía se fabrica aquí tal delicia y no la están ya facsimilando los japoneses). No, el audaz Lafauci lo dijo estando a buen seguro allá en su tierra de los hombres más lindos del mundo (puesto que son los más argentinos).

Así no se vale, Lafauci, a ver si te portás como hombrecito y no como un laucha perdido. Aquí en México hay millones de hombres lindos, sólo que, como son muy machos, y además corteses, lo disimulan lo más que pueden. Y aprendé a respetar, che, no vayás vos a causar un incidente internacional en estilo Borbón/Chávez.

(Publicado en Milenio Diario el jueves 22 de Noviembre 2007)

"Ugly Betty"