Bryce responde | Letras Libres
artículo no publicado

Bryce responde

Lamentablemente, con una prosa lejos de la chispa de sus novelas, y que quizá demuestra por qué tuvo que recurrir al plagio, ABE, como firma su carta, incurre en una contradicción que es fácil detectar en su propio escrito

Julio Ortega ha hecho circular una carta aclaratoria de Bryce Echenique en torno a los plagios. Con ello demuestra hasta qué punto trabaja por el premio a su amigo. La carta dice así:

Muchos son los autores que merecen también este premio, pero esta vez he tenido la suerte de que un gran jurado me lo atribuya a mí. Claro que el rencor y la envidia se han hecho presentes en la cita, pero como no han querido o no han podido meterse con mi obra literaria, se han refugiado en asuntos que solo conocen de oídas y que ya fueron juzgados hace un buen tiempo por los tribunales de justicia pertinentes en mi país. Y cómo sería de inmundo aquel asunto, que los juicios que gané, se iniciaron mientras yo vivía en España y sin hacerme llegar ni siquiera una notificación legal. Por ello mi abogado se ha dirigido al Constitucional del Perú, con el fin de que todo lo actuado se declaré nulo e inexistente. Y yo confío plenamente en que así será. Pero que una cosa quede clara. Yo ya he ganado todos los juicios, e INDECOPI, la institución peruana que defiende los derechos de autor, me ha devuelto con intereses la multa que me impuso, Por lo tanto, quienes me atacan en México diciendo que me han multado, debe rectificarse y reconocer que se han indignado excesivamente: No hay juicios pendientes, y no he sido multado sino más bien desmultado.

ABE, Lima.

Lamentablemente, con una prosa lejos de la chispa de sus novelas, y que quizá demuestra por qué tuvo que recurrir al plagio, ABE, como firma su carta, incurre en una contradicción que es fácil detectar en su propio escrito. Dice que el INDECOPI le ha regresado la multa (y ya puesto, con intereses) y que ha ganado todos los juicios. Sin embargo, también dice que su abogado se ha dirigido al Constitucional de Perú. Si ya ganó, ¿para qué acudir a la última instancia?

Pero es que además, una visita a la página del INDECOPI permite ver el estatus legal del caso Bryce, las denuncias por supuestos errores de procedimiento que interpuso contra la resolución y… la ratificación en firme de la sentencia y la multa. Hela aquí:

Por las consideraciones expuestas, la Sala determina que la Oficina de Derechos de Autor y luego la Comisión de Derecho de Autor no han incurrido en algún defecto en la tramitación del Expediente Nº 000829-2008/ODA acumulado al Expediente Nº 001573-2007/ODA, no advirtiéndose la vulneración a la doble instancia ni al principio del debido proceso. Por lo tanto, corresponde declarar infundada la queja interpuesta por Alfredo Bryce Echenique.

El debido proceso es una garantía indispensable en un estado de derecho. Y si los jueces del Constitucional peruano juzgan que este error de procedimiento, que pudo ser alevoso, es suficiente para anular la sentencia por plagio, bienvenida la nulidad. Nada de esto pone en duda la razón primera del juicio: que el señor ABE se apropió de textos ajenos que firmó como propios. Calificar de “gran jurado” al que le dio el premio, eso sí es digno de sus ficciones.

Abe, César.

 

P.D. Curioso que diga que el jurado le atribuyó un premio. ¿Los fantasmas del inconsciente? La primera acepción del DRAE a atribuir es: “Aplicar, a veces sin conocimiento seguro, hechos o cualidades a alguien o algo”.