Asir torno | Letras Libres
artículo no publicado

Asir torno

Suelta está la yegua baya en el placer.

El gallo sobre la vara apéndice de la Esfinge.

Y las hormigas, sediciosas, cercenando entre la verdolaga.

Entro trajeado al patio (prusia gabardina) a escarbar mantillo.

Coloco (fieltro) el sombrero de ala ancha a la altura de su sombra.

Prendo al ojal del saco cruzado un gajo de minutisas.

Invoco al martín pescador se posó en la mocha ceiba la pareja de autillos.

Agüero, llama a mi madre, cómo que está de ferias, dile, dile que soy yo.

Agua verde olorosa a nelumbos pestilentes trajo de los pantanos el aguador.

Ya bebo fiebres terrosas del mejunje icor que ha dejado su costra en el cáliz de los estrelleros.

Estoy mirando uva caleta al fondo de la alberca la uva caleta de la playa de Marianao,
cayó maná, caen macaos, están cayendo de las especies
del rigor unas hormigas locas de última (albura)
magnitud entre mis cabellos ensortijados, estos
corpúsculos rutilantes del azabache van de regreso
a las esferas.

Entro de bruces (fíjate) trajeado (prusia, desleída) boca arriba (güin) del traspatio:
madre de la sombra te imploro tires de la yegua
del placer (esquina a Goicuría) verla comer
revientacaballo (tira que atrae verde). ~