"Arrebato" y "Lejanía" | Letras Libres
artículo no publicado

"Arrebato" y "Lejanía"

 
Arrebato
De lejos,
sólo de lejos.
Cuando veo las casas
encendiéndose y yo
me parto en trocitos
imaginándome en cuál
estaría si no
hubiese conocido
rodear montañas, acaparar
cielos, sinsabores imprecisos.
Eso que hace que te sientas
rápida dentro del coche
cuando la ventanilla
tiene una abertura
por donde entra el frío
y el aroma. -

 
Lejanía
Allí,
donde me detuve
como si la prisa
tendiera un lugar
del que yo me iba,
comenzaba a aparecer
un río de coches
que simultáneos abrazaban
un túnel negro encendido
en la parte más oscura
de los sueños.
Y te levantas zarandeando
parte de las sábanas
porque hay un polvillo
todavía incrustado
en el reflejo
de la tela. ~