20 rolas, marzo 2015 | Letras Libres
artículo no publicado

20 rolas, marzo 2015

En marzo destacaron las novedades discográficas de algunos artistas que fueron muy populares en la década de 1990, desde Buena Vista Social Club hasta The Prodigy, pasando por Noel Gallagher y Modest Mouse.

En marzo destacaron las novedades discográficas de algunos artistas que fueron muy populares en la década de 1990, desde Buena Vista Social Club hasta The Prodigy, pasando por Noel Gallagher y Modest Mouse. Solo en algunos casos estos grupos mostraron una verdadera evolución musical; los otros, aun sin haber innovado, siguen tocando sus géneros a la perfección. Sin más preámbulo, acá va mi lista de las 20 rolas disponibles en plataformas gratuitas que –bajo diversos parámetros personales: innovación, calidad técnica, de grabación, virtuosismo y sonido– me parecen las mejores de marzo de 2015.

1. “Tiene sabor”

Buena Vista Social Club (La Habana)

En un disco que sigue exprimiendo nuevo material de aquel encuentro entre los grandes músicos del son cubano que se dio a finales de la década de 1990 cuando el guitarrista Ry Cooder fue a Cuba para recuperar una tradición entonces casi olvidada. Este mes salió un nuevo disco con algunas piezas, de muy buena calidad, que no habían sido publicadas. Esta pieza brilla en particular por la cadencia del piano y la voz extraordinaria de Omara Portuondo

2. “I Can’t Breathe”

Marcus Miller (Nueva York)

Esta pieza del nuevo disco del legendario jazzista estadounidense de inmediato remite al sonido de la década de 1980 de Miles Davis. No solo porque la participación del rapero Chuck D evoca a “The Doo Bop Song” (1992), de Davis con Easy Mo Bee, sino porque precisamente Miller tocó el bajo en el disco The Man With the Horn (1981) y fue productor de Tutu (1986), dos discos esenciales dentro de la tendencia ochentera de Davis.

3. “Sugar Boats”

Modest Mouse (Issaquah, Washington)

A 21 años de haberse formado, esta banda que tomó su nombre de un cuento de Virginia Woolf y que marcó época en el rock alternativo estadounidense, muestra un rostro musical muy diferente a su trabajo anterior. Esta canción cuenta con gran frescura por su piano sincopado, su cadencia, y la destreza rítmica y melódica de la voz de Isaac Brock. La trompeta de fondo también le da un toque único, por su ligero retraso con relación a la melodía vocal.

4. “Hearts, Repeating”

Nic Hessler (Oxnard, California)

Con el disco Soft Connections, el joven cantante californiano Nic Hessler (n. 1991) regresa a la actividad musical después de que sufriera el síndrome de Guillain-Barré, que lo paralizó parcialmente y le impidió tocar la guitarra. En esta pieza, el sencillo del álbum, hace gala de su rock pop profundo y sentimental con el cual, por momentos, hace sentir lo difícil que fue superar su enfermedad.

5. “Come People”

Xavier Rudd & The United Nations (Torquay, Victoria, Australia)

Para su octavo álbum de estudio, Xavier Rudd, una celebridad en Australia y Canadá, formó el ensamble The United Nations y lanzó este disco que, a diferencia de su folk rock anterior, se centra en el reggae más apegado al estilo jamaiquino de la década de 1970.

6. “California/Mendocino”

The Lookouts (Iron Peak, California)

Esta pieza forma parte de una compilación que recobra a una banda casi olvidada. The Lookouts fue el grupo de Tré Cool, baterista de Green Day, en la segunda mitad de la década de 1980. Parte de su encanto es la simpleza punk mezclada con música surf, mientras que su letra describe con gran ironía los clichés sobre la vida costera californiana.

7. “Beat the Summer Heat”

Surf City (Auckland)

Con una mezcla de pop, psicodelia y rock alternativo al estilo de The Jesus and Mary Chain –en particular del disco Psychocandy (1985)–, esta banda de culto neozelandesa presenta en esta canción, de su tercer disco, una vertiente interesante de indie pop que experimenta con la armonía y con diversas texturas sonoras eléctricas.

8. “The Mexican”

Noel Gallagher’s High Flying Birds (Manchester)

A diferencia de otras piezas del segundo álbum de Gallagher (ex guitarrista de Oasis) como solista, que están más cercanas al britpop, esta canción destaca por su sonido de blues rock al estilo Rolling Stones, con una melodía del bajo muy cadenciosa, y con la vibra más agreste del disco.

9. “Icebreaker”

Buxton (Houston)

El sonido de Texas se escucha por todos lados en esta pieza, desde el acento del cantante, hasta un ritmo y acordes que remiten al square dance de dicho estado; sin embargo, pese a esa marcada influencia, la propuesta está más cercana al indie rock, por la instrumentación y los efectos de sus guitarras. Es esa reminiscencia de folk, country y de la danza tradicional que hace única a esta pieza.

10. “Better not Butter”

Ghostpoet (Londres)

Este rapero inglés cobró notoridad en 2011 con su primer álbum, Peanut Butter Blues & Melancholy Jam, que fue nominado a un Mercury Prize. En esta pieza de su tercer álbum destaca un acercamiento al rock gótico y la técnica de spoken word, es decir, versos recitados con un ritmo más independiente del de la música, a diferencia del rap, que siempre está atado al compás; todo ello embona de manera perfecta con la letra misteriosa y tétrica de la canción.

11. “Different Angle”

The Cribs (West Yorkshire)

Ya consolidados como uno de los grupos más importantes del rock británico de la primera década de este siglo, con este sexto álbum el grupo refina su estlo y, bajo la producción de Ric Ocasek  –quien ha trabajado con bandas como Weezer, Nada Surf y Guided By Voices– equilibran su sonido entre el rock y el pop.

12. “The Stranger at my Door”

Brandi Carlile (Seattle)

En esta pieza parecen entretejerse todas las influencias musicales de Brandi Carlile, cantante y guitarrista catalogada dentro del country alternativo, hay folk, indie e incluso un segmento que remite al rock progresivo, mientras que la letra tiene pasajes un tanto góticos. Sin embargo, y como ya declaró en 2007 al sitio web Mlive, sí hay una constante: “sin importar qué haga, simplemente no puedo sacar al country y western de mi voz”.

13. “The Z Train”

The Monochrome Set (Londres)

En su doceavo álbum, esta banda del new wave inglés fundada en 1978, que se ha separado y reunido en múltiples ocasiones, suena más innovadora que nunca, con un disco que podría refrescar el panorama actual del indie rock. En esta pieza llama la atención cómo retoman elementos de shoegaze y el synthpop dándoles un toque singular por la cadencia constante de la guitarra acústica y los shakers (percusión latina en forma de huevo que suena similar a la maraca).

14. “Bassem Sabry”

of Montreal (Atenas, Georgia)

Con un fondo funk y disco en la cadencia del bajo, la guitarra y percusiones, esta pieza de la veterana banda del rock alternativo y experimental no deja de tener un carácter punk, por la intensa forma en la que canta el líder, Kevin Barnes, así como por algunos acordes distorsionados en la guitarra. Al mismo tiempo, los coros agudos, las frases melódicas de un cuarteto de cuerdas, y la letra, le dan a la canción un aire fascinante y descabellado.

15. “Dream Genie”

Lightning Bolt (Providence, Rhode Island)

Con su propuesta experimental que mezcla noise rock y punk, esta banda ha destacado por la fuerza de sus presentaciones en vivo, y por el virtuosismo de sus dos integrantes: el bajista Brian Gibson –quien además es un experto en el uso de medios electrónicos sonoros– y el baterista y cantante, Brian Chippendale, quien distorsiona por medio de pedales y efectos su voz.

16. “Ice”

Moon Duo (San Francisco)

Los efectos espaciales en la guitarra y las secuencias intermitentes de los teclados de este dúo que parece ser extraído del Haight-Ashbury de la década de 1970, enfatizan el sonido psicodélico. Si bien el excéntrico grupo no plantea algo novedoso, sí destaca dentro de su género.

17. “Back to the Earth”

No Spill Blood (Dublin)

Esta banda formada en 2011, lanza su segundo álbum en el que enfatiza en los sintetizadores como guía del heavy metal con tintes progresivos y con ello presenta interesantes innovaciones al género.

18. “Destroy”

The Prodigy (Braintree, Essex)

El nuevo disco de la banda inglesa que fuera una de las principales figuras del big beat y drum’n’bass de la década de 1990 mantiene la intensidad y agresividad del sonido, al que siempre gustó de inyectarle un carácter punk. Aunque para los conocedores del grupo este trabajo no presenta novedad alguna, es de muy buena calidad y estupenda introducción para quienes no conocen el género.

19. “Into the Cave”

Lonelady (Manchester)

Un ritmo percusivo y una línea del bajo influenciada por el funk, al estilo Parliament, sumado a una serie de efectos sonoros más ligados a la electrónica y al indie rock, la multi-instrumentista Julie Ann Campbell, mejor conocida como Lonelady, presenta un disco que combina melancolía, introspección y cadencia bailable.

20. “Billions of Eyes”

Lady Lamb the Beekeeper (Brunswick, Maine)

Con dos discos en su haber, esta cantautora que comenzó a escribir música en la tienda de renta de videos donde trabajaba, se ha consolidado como una de las principales intérpretes del indie folk en Estados Unidos. En esta pieza destacan los saltos melódicos hacia los agudos en la voz, así como la cadencia de esta.

 

Aquí pueden escucharse las 20 canciones en Spotify.