20 rolas, febrero 2016 | Letras Libres
artículo no publicado

20 rolas, febrero 2016

Con el mes de febrero inició la avalancha de lanzamientos de 2016 y entre los cientos de discos nuevos, hubo muy buena madera de donde cortar.

Con el mes de febrero inició la avalancha de lanzamientos de 2016 y entre los cientos de discos nuevos, hubo muy buena madera de donde cortar. Así, esta lista cubre géneros que van desde el klezmer y rock experimental hasta el synth pop y el soul, con música de regiones muy distintas entre sí –Tucson, Arizona vs. París, Francia, por ejemplo–, y países como Alemania, Colombia, Holanda, Inglaterra y Mali.

Este año también es más evidente el cambio en la industria (o un regreso al origen): cada vez son más los artistas que lanzan varios sencillos en plataformas digitales antes de revelar sus discos completos, y en algunos casos las piezas me parecieron tan buenas que decidí incluirlas en la lista antes de esperar a escuchar el resto de los álbumes. Así que podría suceder que más adelante en el año aparezcan otras rolas de Jake Bugg o Mavis Staples en estas listas. Sin más rollo, aquí mi selección –como siempre subjetiva– de lo mejor de febrero disponible en plataformas digitales.

1. “Forgive Me My Love”

Yoko Ono/Death Cab for Cutie (Tokio/Nueva York)

¿Yoko Ono en una lista de las mejores rolas del mes? Debo decir que jamás habría pensado que sucedería. El fuerte de la viuda de Lennon está más en el avant garde y el performance que en la música, pero esta pieza remezclada por el grupo Death Cab for Cutie es muy destacable, así como casi todo su nuevo disco Yes, I’m a Witch Too.

2. “Golden Gal”

Animal Collective (Baltimore)

El cuarteto de pop experimental mantiene un alto nivel en su décimo álbum de estudio. Esta canción destaca no tanto por las innovaciones que presenta, sino porque es una canción que, dentro del repertorio de la banda, es más digerible, pero no por ello sacrifica la complejidad armónica y los múltiples efectos de distorsión sónica que caracterizan a Animal Collective.

3. “Action”

Mavis Staples (Chicago)

Célebre por su destreza vocal aunada al activismo por los derechos civiles, la ya legendaria Mavis Staples trae nuevo disco este año, y en esta canción no deja de recordarnos la gran discriminación que existe en su país. A ritmo de funk, y con su sello de rhythm and blues de primera, hace un llamado a tomar “acción” en el asunto.

4. “Akaja Rat”

Eva Salina (Nueva York)

En el álbum tributo que hace esta cantante al ícono de la música balcánica –el gitano serbio Šaban Bajramović– destaca esta versión por la intensidad rítmica que le añade, el toque urbano que le inyecta a través de los diversos efectos ambientales electrónicos y la precisión y buena calidad de los metales. En la voz se nota que Salina es una profunda conocedora de la música del Este de Europa. Me atrevo a considerar esta grabación mejor que la original.

5. “Who I Thought You Were”

Santigold (Filadelfia)

En su tercer álbum, Santigold mantiene la fusión de múltiples géneros como sello principal, aunque su fuerte es cuando combina electrónica, pop, guitarrazos rockeros y una voz agresiva que deriva de sus tiempos con la banda de ska-punk Stiffed (2000). Este track destaca al reunir todos esos elementos.

6. “Nena Linda”

Xixa (Tucson)

Esta nueva banda de Arizona destaca por su fusión de psicodelia con surf y mucho ritmo latinoamericano, particularmente de la cumbia peruana, con algunos guiños que remiten al sonido del grupo Vampire Weekend. Esta pieza –en medio del álbum, Bloodline,– es una de las que mejor muestran toda esa mezcla. No tiene desperdicio.

7. “The Swimmer”

The Cave Singers (Seattle)

Asombra que esta canción, aunque predominen los efectos de distorsión estilo lo-fi y varios instrumentos eléctricos, no deja de sentirse como una pieza de rock folk, tradicionalmente acústico. En su quinto álbum, estas peculiaridades mantienen The Cave Singers como una de las principales bandas de su género en Estados Unidos.

8. “Fire”

Ute Lemper (Münster)

En un disco que dista de estar entre los mejores de la célebre cantante alemana, sí destaca esta pieza en gran medida por una agradable cadencia del piano que parece dialogar afablemente con las melodías del trompetista virtuoso Tim Quimette . La voz de Lemper luce con su estilo derivado del cabaret jazz.

9. “Gimme the Love”

Jake Bugg (Nottingham)

Con el nuevo material del joven rockero inglés hay dos noticias: la buena, que parece haber recobrado la fuerza y calidad de su epónimo álbum debut. La mala: que, al igual que su segundo disco, Shangri-La, no parece haber una evolución en el sonido del músico. Aunque al nivel que inició y con los pocos años que lleva en la industria, eso quizás es mucho pedir. Esta pieza es, por lo tanto, rock inglés de primera, en una línea cercana a los Arctic Monkeys.

10. “I’m Glad”

Field Music (Sunderland)

Un ritmo funk clásico mezclado con una voz estilo indie rock, que de pronto hace guiños melódicos al rock clásico británico de los sesenta  (tipo Beatles o Kinks), hacen de esta pieza del dueto inglés formado hace doce años una fusión original que vale la pena escuchar.

11. “Chairman Gou”

James Supercave (Los Ángeles)

Con apenas un álbum en su haber, este trío ya ha llamado la atención de la crítica especializada de su país, principalmente por su hábil forma de fusionar la psicodelia con el rock pop y por la singular voz aguda de su cantante Joaquin Pastor y del talentoso tecladista Patrick Logothetti. Si a ello le agregamos que los produjo el bajista Gus Seyffert, quien ha trabajado con The Black Keys, Beck y Norah Jones, se puede entender el resultado tan bueno.

12. “Ô Niélé”

Rokia Traoré (Kolokani)

Una de las cantantes más consolidadas de Mali, Traoré presenta fusiones de música tradicional griot interpretada por la etnia Bambara con sonidos más modernos y técnicas de armonización en la voz poco usuales en la música griot. En esta pieza destaca la destreza vocal de Traoré así como el uso virtuoso del instrumento de cuerdas ngoni, usual en el repertorio de la cantante.

13. “Devil’s Eyes”

Greyhounds (Austin)

Esta pieza muestra una interesante fusión de jazz, funk, soul, R&B y blues, y está entre lo más destacado del dúo compuesto por Anthony Farrell (teclado) y Anthony Trube (guitarra), quienes se han dedicado a escribir diversas canciones para otros rockeros y blueseros, así como a tocar como invitados en grupos como JJ Grey & Mofro.

14. “Far Cry”

Jack Garratt (Londres)

Por la tesitura de su voz, y por participar en un concurso de Eurovisión, Garratt pudo haber caído en las garras de los grandes corporativos musicales. Afortunadamente esto no sucedió. En esta canción se plasma su afán por explorar la fragilidad de la condición humana y de imprimir intensa melancolía a su voz, así como por su uso de contrastes entre ritmos de drum and bass y efectos electrónicos tipo ambient.

15. “What People Want”

Freakwater (Louisville)

Freakwater es pionera entre la pléyade de bandas del llamado alt-folk o country alternativo que alcanzó el cénit con el soundtrack de la película Oh Brother, Where art Thou? (¿Dónde estás, hermano?, 2000) de los hermanos Coen. Esta banda destaca por retomar el uso de melodías vocales simultáneas que generan una disonancia característica del bluegrass y country de inicios del siglo XX, en particular el de la Carter Family.

16. “The Hipster’s Life”

Amsterdam Klezmer Band (Ámsterdam)

Este prolífico ensamble lanza su decimo sexto álbum para celebrar sus veinte años. Entre las piezas típicas de su repertorio de música festiva Yiddish con alientos alientos metálicos, destaca esta: una ironía de los hipsters, a un tempo poco acelerado, con una melodía que evoca la musette francesa del siglo XIX transfigurada por la herencia klezmer de esta banda.

17. “Feed the Hungry”

The Pop Group (Bristol)

El año pasado esta banda lanzó su primer disco en 35 años (Una de las canciones de ese disco estuvo en estas listas) y ahora han remasterizado su segundo material discográfico (de 1980). El disco no solo estaba descatalogado desde hace más de dos décadas, sino que jamás había aparecido en formato digital. Es interesante escuchar esta pieza como un antecedente del cyber punk.

18. “Forgoten Fantazy”

Seth Bogart (San Francisco)

Una melodía cadente en un teclado casi de juguete inicia la canción, con el sonido igualmente rupestre de la caja de ritmos; al poco tiempo entra la voz melancólica y unas notas de bajo y guitarra con distorsión tipo glam rock. Ello conforma el interesante nudo de contradicciones que hace destacar a esta pieza: un sonido casi infantil, una voz tierna y triste a la vez, y una letra respecto al sadomasoquismo.

19. “Fuego que te llama”

Sidestepper (Bogotá)

El grupo que inició a mediados de los años noventa como un proyecto de Richard Blair por integrar música electrónica estilo británico a la salsa colombiana, ya cuenta con seis discos. Se distancia de las percusiones electrónicas, para lograr un sonido más orgánico, pero al mismo tiempo tiene un sello electrónico inconfundible. Esta pieza –y el disco en general– destaca por alejarse también de la salsa y explorar otros ritmos más cercanos a la raíz africana.

20. “Paris, Paris”

Ibrahim Maalouf/Haïdouti Orkestar  (París)

Esta pieza forma parte del soundtrack que Maalouf compuso para la cinta La vache (La vaca, 2016, dirigida por Mohamed Hamidi), que grabó el combo balcánico Haïdouti Orkestar, que está entre los mejores intérpretes de su estilo. Sin grandes novedades en relación a otras fusiones que se han hecho entre música balcánica y klezmer, el valor de esta pieza radica en la calidad de los intérpretes.

Aquí pueden escucharse las 20 canciones en Spotify.