Las raras (Doce retratos de escritoras) | Letras Libres
artículo no publicado
portada españa agosto 2018

No.203 /

Las raras (Doce retratos de escritoras)

En 1893 Rubén Darío, tras instalarse en Buenos Aires, comenzó a publicar en La Nación una serie sobre escritores a los que admiraba. Entre ellos estaban Poe y Verlaine, Lautréamont e Ibsen, Villiers de L’Isle-Adam y José Martí. Darío escribía dentro de una tradición. Entre sus antecedentes estaban Verlaine y Gautier; entre sus herederos, el Pere Gimferrer de Los raros. Según Gimferrer, “raro es lo mal leído o mal comprendido o mal difundido”.

En agosto de 2012 Letras Libres publicó un número sobre autores que merecían ser más conocidos. Había perfiles de Copi, Irene Polo, Efrén Martínez o Zenobia Camprubí. Entre ellos había aquellos que el editor invitado de aquel número, Juan Pablo Villalobos, describió como “los ignorados por la crítica, los vilipendiados por las instancias legitimadoras del mundo literario, los desconocidos de los lectores no especializados (llámense escritores, académicos o periodistas)”. Pero los raros también son los peculiares, los excéntricos, los que tienen algo de inconformistas o inadaptados.

En este número hemos querido continuar esa tradición rindiendo un homenaje a escritoras raras. Algunas son autoras que deberían ser más conocidas, como Cristina Grande o Hebe Uhart. Otras son escritoras que tienen muchos lectores, pero que poseían un rasgo peculiar o infrecuente, como Flannery O’Connor; que supieron construir una fascinante combinación de vida y obra, como Teresa Wilms Montt; que realizaron su obra en circunstancias extraordinarias, como Anna Ajmátova; que escribieron desafiando las convenciones sociales y estéticas de su época, como María Virginia Estenssoro. La rareza puede vincularse también a la originalidad de la propuesta, como ocurre con la activista y pensadora María Galindo. En ocasiones, una personalidad muy célebre oculta a una escritora casi secreta: es el caso de Marilyn Monroe. Otras autoras, como Christina Stead, tienen una novela conocida y traducida a muchas lenguas, pero otros libros meritorios son menos famosos. Entre las autoras retratadas hay poetas como Concepción de Estevarena; cuentistas como Shirley Jackson; novelistas como Stead; autoras que utilizan lo autobiográfico como vía de conocimiento del mundo, como Annie Ernaux. Son escritoras de continentes, lenguas y épocas distintos, y los retratos también tienen tonos y géneros diferentes: desde visiones más personales a análisis más técnicos, desde ensayos más narrativos a piezas más reflexivas, desde la glosa al cómic.

Este número especial es una galería de retratos y sobre todo una invitación a la lectura: a leer los libros de las autoras que protagonizan el número y los de quienes nos han contado su vida y su obra.