Encuentro | Letras Libres
artículo no publicado

Encuentro

i.m. Claudio López

Es este ya el único tiempo

en el que aún podemos encontrarnos,

solo contigo, viéndote

inundar nuestras vidas con figuras

de ti mismo que alumbran y despiden

el resplandor de aquellos años

mientras te das la vuelta de frente

y te acercas huyendo, con media sonrisa,

en tu mirada azul la verdad

cegando nuestra imagen

en los espejos y afirmando

la plenitud que de pronto habitas. No puedo

dejar de hablarte y contarte

cómo tu muerte me ha cambiado,

pero solo me escuchas y ya no me entiendes,

por eso vuelvo, Claudio,

a nuestra música sin cuerpo

(siempre empieza la misma sonata

tardía de Schubert, tocada por Richter)

donde el final está en el principio,

como en la ola continua de Comillas. ~