Solo sí es sí: una modesta proposición sobre el nuevo contrato sexual | Letras Libres
artículo no publicado
Daniel Gascón

Solo sí es sí: una modesta proposición sobre el nuevo contrato sexual

El Ministerio de Igualdad del Gobierno de España presentó un anteproyecto de ley de garantía de la libertad sexual. Pero estaba inacabado: hemos acudido en su ayuda.

El Ministerio de Igualdad español presentó un anteproyecto de ley de garantía de la libertad sexual. El gobierno destaca la idea del consentimiento expreso, pero la norma incurre en vaguedades e imprecisiones. Puesto que el ejecutivo está muy ocupado en la lucha con el coronavirus, hemos decidido poner nuestro granito de arena. El periodo de distanciamiento social será también un tiempo de reflexión. Tras consultar con numerosos juristas, la Oficina de Prospectiva y Estrategia de Letras Libres, en cooperación con el Departamento de Asuntos Amorosos y Angustia Sentimental de la revista, ha elaborado este borrador de contrato que desarrolla el espíritu de la ley y permitirá evitar situaciones de ambigüedad o confusión.

REUNIDXS 

De una parte ……., con DNI, domicilio en ……., como HOMBRE RESPETUOSO o el INTERESADO, y de otra parte ……, con DNI, domicilio en ……., como MUJER LIBERADA o la CONSINTIENTE.

Ambas partes, de ahora en adelante LXS CONCURRENTES, se reconocen la capacidad legal necesaria a los efectos del presente contrato.

 

MANIFIESTAN

I) Que el INTERESADO desea tener relaciones sexuales con la CONSINTIENTE.

II) Que la CONSINTIENTE acepta tener relaciones sexuales con el INTERESADO.

III) Que el presente CONTRATO establece los términos del encuentro sexual del modo siguiente:

 

PRIMERA

Lxs concurrentes tendrán relaciones íntimas. 

Lxs concurrentes señalan con una X las partes del cuerpo que pueden implicarse en la operación.

                INTERESADO                CONSINTIENTE

Pelo

Ojos

Nariz

Labios

Lengua

Dientes

Cuello

Orejas (lóbulo)

Orejas (oído)

Brazo derecho

Brazo izquierdo

Axila derecha 

Axila izquierda

Codo derecho

Codo izquierdo

Muñeca derecha

Muñeca izquierda

Mano derecha 

Mano izquierda

Dedos de la mano derecha

Dedos de la mano izquierda

Omoplatos

Pecho derecho

Pecho izquierdo

Pezón derecho

Pezón izquierdo

Ombligo

Espalda

Vulva

Clítoris

Vagina

Pene

Testículo derecho

Testículo izquierdo

Glúteos

Cachete derecho

Cachete izquierdo

Ano

Muslo derecho

Muslo izquierdo

Rodilla derecha

Rodilla izquierda

Anverso rodilla derecha

Anverso rodilla izquierda

Pantorrilla derecha

Pantorrilla izquierda

Tobillo izquierdo

Tobillo derecho

Dedos del pie izquierdo

Dedos del pie derecho

Planta del pie derecho

Planta del pie izquierdo

 

SEGUNDA

Se unirán con flechas los órganos que pueden entrar en contacto en el transcurso de la acción (por ejemplo: lengua con anverso rodilla derecha, lóbulo oreja con omoplato, pene con axila izquierda) y el tipo de vínculo que establezcan (yuxtaposición, fricción, introducción).

[Insertar recuadro Excel o similar con la combinatoria -lo ideal sería que lo hiciera un equipo dirigido por Manuel Castells, ministro de Universidades.]

 

Lxs CONCURRENTES aclaran que la preferencia por los órganos genitales de un sexo u otro no indica una disposición tránsfoba sino que es simplemente cuestión de la oportunidad del momento.

 

TERCERA

Se pactarán las posturas.

El INTERESADO y la CONSINTIENTE están al corriente de las recomendaciones recogidas en la Guía de Posturas Igualitarias del Ministerio de Igualdad.

 

CUARTA

Solo sí es sí.

 

QUINTA

El sí es explícito pero puede ser no verbal. El consentimiento se puede indicar con un gesto, que se puede pactar previamente o elaborar según el contexto. Por ejemplo, llevarse la mano a la ceja, meterse el dedo en la nariz o entonar una estrofa de una canción de Héroes del Silencio puede considerarse una expresión explícita de consentimiento.

ADENDA

Negativo no concluyente: esto es que te has equivocado de contrato y unos chinos te han vendido unos test truchos.

 

SEXTA

Cláusula Morgenbesser:

Solo sí es sí, pero puede haber un sí que sea no. Esto lo reveló el filósofo Sidney Morgenbesser cuando el lingüista J. L. Austin dijo en una conferencia: “Aunque en numerosas lenguas una doble negativa puede tener un sentido positivo, en ninguna lengua una doble afirmación puede tener un sentido negativo”. Desde la última fila, Morgenbesser dijo: “Sí, sí”.

 

SÉPTIMA

Como muestra de reconocimiento a la plurinacionalidad del Estado español y los beneficios de la diversidad, se considerarán válidas variantes enunciadas en lenguas cooficiales, o expresiones propias de las diferentes nacionalidades históricas y sensibilidades identitarias. Por ejemplo, en Galicia el sí explícito puede ser otra pregunta, como en este caso:

-¿Te apetece follar?

-¿Y a ti qué te parece?

En Cataluña se aceptan fórmulas como “Relación bilateral”, “Reconocimiento de la pluralidad interna” y “El taxi lo pagamos a medias”. En Aragón se invierte la carga del consentimiento. No es necesaria una adaptación específica de este contrato para el País Vasco.

 

OCTAVA

Se aceptará, dentro de un orden, una cierta objetificación. 

El HOMBRE RESPETUOSO señala que las alusiones al físico de la MUJER LIBERADA no implican que no valore a las mujeres por su inteligencia.

La MUJER LIBERADA declara que las posibles referencias positivas al pene del HOMBRE RESPETUOSO no deben confundirse con una visión falocéntrica de la sociedad.

 

NOVENA

Se entenderá que hay un cierto elemento metafórico en el lenguaje. 

La MUJER LIBERADA señala que el empleo ocasional de oraciones como “Quiero ser tu puta” no implica una desviación de su firme postura abolicionista, que interjecciones como “Oh, Dios” no deben ser interpretadas de forma literalmente religiosa o blasfema, y que la expresión “Hazme tuya” no colisiona con su probado compromiso con la emancipación de la mujer.

El HOMBRE CIVILIZADO señala que frases como “Me gusta cuando te pones chota” no indica un desdén especista hacia los rumiantes y que la hipérbole estacional “Me pasaría un invierno en tus tetas” no debe interpretarse de manera literal y posesiva, un ni mucho menos como una negación de la emergencia climática.

 

DÉCIMA

La expresión “Córrete” o construcciones de significado similar, aun cuando incluyesen un lugar determinado, no deben interpretarse como coacción o restricción de la libertad individual sino como una forma de apoyo o aliento, comparable a los aplausos a un jugador/a en un partido de fútbol o a las 20 horas en los balcones.

 

UNDÉCIMA

DURACIÓN

El HOMBRE CIVILIZADO se compromete a hacer lo que se pueda.

 

DUODÉCIMA

VALIDEZ

Será necesario firmar este contrato cada vez que haya una nueva posibilidad de encuentro sexual. 


 

Con empatía, en el Estado español,