Franco, este muerto está muy vivo (y II) | Letras Libres
artículo no publicado

Franco, este muerto está muy vivo (y II)

El dictador se pone al día.

(En capítulos anteriores.)

 

-¿Que los maricones qué?

-Como lo oyes. Se casan.

-¿Y el ejército no hace nada?

-No. Se limita a un papel, digamos, constitucional. Además es básicamente un ejército que hace misiones de paz.

-Como el nuestro.

-Bueno, hay diferencias. Ya no hace guerras.

-¿Ni contra civiles?

-No.

-Pero España sigue unida.

-Bueno, tienen ahí la cuestión del independentismo catalán, el nacionalismo es una fuerza importante.

-Pero si había muchos leales. Aún me acuerdo de la carta que me mandaron los empresarios. Había muchos alcaldes.

-Sí, casi todos se pasaron al nacionalismo catalán. En el resto de España a Alianza Popular.

-¿Tan tranquilos?

-Con resistencias, conste. Pero sí, digamos, monarquía parlamentaria, democracia multipartidista, cooficialidad de las lenguas, divorcio. A veces votando en contra. Pero ha cambiado. El Estado es aconfesional, el 75% de los españoles está a favor de la separación entre iglesia y estado. El 60 % se consideran católicos, pero habría que ver…

-¿Ver qué?

-Solo el 22% dice que la religión sea importante en su vida. Usan anticonceptivos, se divorcian, sexo antes del matrimonio… Es un poco como en nuestro sistema. Ellos fingían que trabajaban y nosotros fingíamos que les pagábamos. Y menos del 40% creen que la religión sea un elemento importante de la identidad nacional.

-¿Hay separación de poderes?

-No sé si llegaría tan lejos. A veces dicen que se están tomando un descanso.

-¿Y la extrema derecha?

-La tenías metida en el PP. Ahora ha salido un partido, pero no está ni en el parlamento. Tiene menos votos que el Pacma.

-¿Eso que es?

-Uno de defensa de los animales.

-Los toros siguen, ¿no?

-Sí, sí, pero ya veremos cuánto.

-Qué barbaridad.

-Nosotros revertimos el curso de los ríos. Imagina lo que pienso.

-¿Y los carlistas?

-Unos están contentos porque tienen el cupo. Los otros se han hecho separatistas.

-Después de tantos esfuerzos.

-Hombre, carcundia queda. Dispersa, pero queda.

-Tantos sufrimientos por España...

-Es otro mundo. El otro día la vicepresidenta…

-¿La qué?

-La vicepresidenta del gobierno. En el gobierno hay más mujeres que hombres.

-No sigas, no merece la pena.

-Hombre, no exageres.

-¿Nuestra tradicional amistad con el mundo árabe qué tal va?

-El mundo árabe sigue con su tradicional enemistad entre sí. Y el mundo islámico, peor. Pero España les sigue vendiendo armas, eso sí.

-¿Y los judíos? ¿Siguen dominando el mundo?

-Ahora los llaman globalistas. Bueno, nosotros los llamamos sionistas.

-¿Globalistas no son las élites liberales?

-No, las élites liberales son estudiantes de letras que ligaron haciendo una Erasmus y comparten piso dentro de la M30.

-Es confuso a veces el lenguaje. Uno ya no sabe…

-No te lo tomes tan a la tremenda. Otros acabaron peor.

-¿Ah, sí?

-Otros vieron cómo se hundía el sistema. Tú ya estabas muerto.

-Pero ahora lo veo.

-A Ceacescu se lo cargaron cuando cayó el bloque. A él y a su mujer.

-La gente qué bruta es.

-¿Te acuerdas de Gadafi?

-¿Cómo no me voy a acordar?

-Le metieron un palo por el culo y lo mataron.

-¿Y Fidel Castro?

-Murió en la cama, hace poco.

-Ah, como yo.

-Han sido unos años difíciles.

-Pero aún quedan regímenes comunistas.

-No es lo mismo. Hacen muchas concesiones a la economía capitalista. Había uno el otro día que decía en Letras Libres que China hacía un comunismo hayekiano.

-No entiendo.

-Bueno, da igual. Lo que ahora llaman comunismo en realidad no es lo de siempre. Hay represión, partido único, pero ha perdido la gracia. Ha aceptado muchas cosas del capitalismo. Tiene la ventaja competitiva de no hacer elecciones pero aun así…

-Ya veo.

-Los noventa fueron duros. Con la globalización, la paz americana, la incorporación de Europa del Este… Había un tipo que decía que estábamos en el fin de la historia, que no había otro horizonte que la democracia liberal.

-Me suena.

-Uno con cara de chino.

-Sí, sí.

-Se basaba en un espía nuestro, Kojève. Pero, bueno, ahora parece que la cosa no pinta tan mal. Hay, dicen, brotes verdes. Un nuevo autoritarismo, gente que no se cree la monserga de la democracia liberal. Hasta se vuelve a hablar de fascismo.

-Algo es algo.

-Hay regímenes autoritarios, celebran elecciones, pero acusan a la oposición, controlan los tribunales, persiguen a las minorías. No es lo mismo pero tiene su mérito.

-Bueno, cada uno hace lo que puede.

-Se nota un poco de falta de empuje. Es también cuestión de disciplina. Son como los millennials.

-¿Y las dictaduras militares?

-Bueno, Bolsonaro, que ha ganado las elecciones en Brasil, es militar, reivindica la importancia del ejército, es un autoritario, ha defendido la tortura, es homófobo. Pero yo no me haría muchas ilusiones. No hay proyectos comparables a los nuestros. Bueno, están Facebook, Amazon y Google, pero es otra cosa.

-¿Ah, sí?

-Dan más miedo.

-¿Y se acuerdan de mí?

-Hombre, sales en los periódicos todos los días. Emitieron una orden de detención contra ti después de muerto. Eso no le pasa a mucha gente. Y ahora, lo de la tumba. No puedes quejarte. Te he traído aquí un dosier. Son solo cosas de la prensa y algunos libros recientes.

-¿Todo esto?

-Eso es de esta semana. Lo otro es una selección, no podía llevarlo.

-“Autoritario o totalitario”. “Criminal de guerra”. Aquí todo esto del Valle. Mis papeles secretos. Lo que veo es que es bastante negativo, ¿no?

-En general hay una visión crítica.

-Es cruel. Echo de menos un poco de empatía... ¿Esto que es?

-Algunos libros. Aquí está la biografía de Moradiellos.

-“Hitler dijo que prefería que le quitaran una muela a tener que hablar otra vez con Franco”. ¡Qué cabrón! ¿Esto quién lo ha escrito?

-Preston.

-No lo conozco.

-Un inglés.

-Los hijos de la Gran Bretaña. Filek. ¿Esto qué es?

-¿No te acuerdas? Es la historia del que te timó. Que te dijo que podía fabricar gasolina con el agua del Jarama y le disteis dinero. Con este nos hemos reído mucho. Nos reímos en la época y ahora al volver a leerlo. No te lo tomes como algo personal...

-“Un fascismo bajo palio con uniforme militar”, ah, mira, pone este, un tal Santos Juliá.

-De Ferrol.

-Ferrol del Caudillo.

-Ferrol a secas, dicen ahora. Ya sabes que han quitado los símbolos del régimen.

-Tanto trabajo para esto. No queda nada.

-Hay una fundación en tu honor.

-Solo faltaría.

-Aunque dicen que la quieren cerrar…

-Pensaba que lo dejaba todo atado y bien atado.

-Eso era David Carradine. De todas formas, si quieres alegrarte un poco hay cosas que te van a gustar.

-A ver.

-Mira: “10 ejemplos que demuestran que Franco sigue vivo en España”.

-Está en catalán.

-Pero fíjate bien, ahora puedes entender todos los idiomas.

-¿Ah, sí?

-Es una app, Don de lenguas. La probaron en la Biblia. Ahora nos la descargan automáticamente. ¿Ves? “Franco vive”. “Por qué el franquismo pervive en el Estado español”. Y esto te va a hacer más ilusión todavía.

-¿Qué es?

-El New York Times.

-Anda ya.

-Mira este reportaje. Aquí tus seguidores. Ni mil había. ¡Pero fíjate cuánto espacio! Y dicen que eres el único dictador fascista con monumentos en Europa.

-¿Ah, sí? Eso es un detalle.

-No es verdad, pero si non é vero é ben trovato, que diría Mussolini. Y aquí, fíjate: “Spain feels Franco’s legacy”: la BBC, nada menos. Y “El fascismo está vivito y coleando en España”: The Spectator.

-¿Y este?

-Uno del New Yorker.

-Habla mucho de mí.

-A veces alegran estas cosas. Yo cuando estoy desanimado miro el ABC y el Wall Street Journal y me parece que los comunistas vamos a dominar el mundo. Si fuera tú haría lo mismo.