Efecto Trump: los políticos demócratas asaltan las librerías | Letras Libres
artículo no publicado

Efecto Trump: los políticos demócratas asaltan las librerías

La autobiografía de Michelle Obama, la biografía de James Costos, el exembajador estadounidense en España, o Fascismos, de la exsecretaria de Estado Madeleine Albright, demuestran una nostalgia por la era de Obama.

La era de Donald Trump ha provocado un ejercicio de nostalgia por unos tiempos no tan lejanos. Cuanto más aparece en escena el actual presidente de EEUU, más acusada resulta la añoranza por la época de la administración Obama y hasta la de Bill Clinton. Y no solo en el país norteamericano, sino en todo el mundo: Trump es posiblemente una de las personas más conocidas en todo el planeta. Un notable ejemplo: la reciente publicación en español –en ocasiones de forma simultánea al inglés- de la autobiografía de Michelle Obama, la biografía de James Costos, quien fuera el embajador en España de Obama entre 2014 y 2017, el libro Fascismos, de la ex secretaria de Estado Madeleine Albright o incluso el libro del periodista Bob Woodward, Miedo, que se adentra en la Casa Blanca dirigida por Trump y que ofrece un paisaje en las antípodas de su antecesor.

El escritor Santiago Roncagliolo, autor de la semblanza de Costos –El amigo americano, publicada por Debate–, lo resume bien: “Me interesó por una cuestión política: en el mundo de Trump, Costos nos recuerda la actitud Obama. No construye muros: los derriba”, asegura este autor que llegó a la figura del exembajador tras un reportaje para la revista Vanity Fair. Y en esta oposición al actual líder, Roncagliolo reconoce que no puede haber dos mundos más distintos. Así, frente a los mantras de Trump del America first y los impulsos para la construcción de fronteras no solo físicas, sino también ideológicas, “Costos ayuda a tomar distancia de los bandos y las refriegas. Es muy interesante, por ejemplo, cómo abrió la embajada y mezcló a gente de todos los sectores desconcertando a ministros y empresarios, que estaban acostumbrados a verse solo entre ellos. O cómo podía homenajear a Zapatero, negociar con Rajoy y recibir a Pablo Iglesias, porque tenía cosas en común con todos”, comenta el escritor.

Los libros de Michelle Obama y Albright también caminan por la misma línea. Albright fue la secretaria de Estado con Bill Clinton, pero su libro, Fascismo, alude de forma muy clara al auge del nazismo en la Europa de los años treinta. Como explica su editora en Paidós, Elisabet Navarro, “ahora que hay este clima del auge de los populismos es un libro muy potente por lo que ella vivió como ciudadana checa que sufrió la persecución a los judíos en la época de Hitler. Plantea un paralelismo entre esa época y lo que está sucediendo ahora”.

Para esta editora es obvio que detrás de este libro, como de los otros que se han publicado de políticos norteamericanos, se encuentra la figura de Trump. “Está generando tal controversia que los estadounidenses tienen que dar explicaciones de por qué ha pasado esto. Y reflexionan sobre por qué el país de las libertades está en manos de alguien que representa todo lo opuesto. Es la necesidad de los políticos de dar explicaciones a Europa”, sostiene.

La autobiografía de Michelle Obama, Mi historia, que en apenas unos días ha alcanzado el número uno en ventas en EEUU y Reino Unido, y en España el tres en no ficción en Amazon, no remite de forma directa a la política, aunque sí hay referencias a lo que está ocurriendo en su país. Sin embargo, lo que no esconde es la fascinación por su marido, de quien ofrece un positivo perfil como ser humano. “Cuenta su relación con Obama y ves a través de su ojos cómo es Obama. Es la visión de una mujer enamorada, pero lo que observas es la faceta más personal y más humana de él y el viaje juntos en la política”, sostiene Inés Vergara, la editora de este libro en español, publicado en Plaza & Janés. Como añade esta editora, no se ve muy plausible que la mujer de Trump, Melania, pudiera ofrecer un perfil parecido de su marido en un libro.

Cuando el periodista Bob Woodward se adentró en la Casa Blanca lo hacía sabiendo que se iba a encontrar con un presidente que también había hecho una campaña muy diferente a la de su antecesor. Y que sus formas eran muy distintas. En España fue la editora Blanca Rosa Roca la que consiguió los derechos de Miedo (Roca Editorial), que como resalta “explica muy bien cómo ganó y por qué, con toda la estrategia de Steve Bannon. Da cuenta de cómo trabaja con su equipo asesor o se cansa de ellos. Es un presidente muy atípico que está gobernando el país como si fuera su empresa”. Una vez más, nada que ver con lo que la propia Michelle Obama escribe acerca del significado que para ella y su marido tuvo la labor de servicio público que ellos realizaron al frente de EEUU.

Todos estos libros tienen otra característica y es que no están dirigidos en exclusiva a politólogos, expertos en política internacional o periodistas, sino abiertos a un público más general. Una clave es el elemento íntimo de todos estos relatos. Michelle escribe desde su propio yo y como indica la editora Inés Vergara: “no es una biografía de un político al uso. Se muestra como una persona increíblemente carismática, muy cercana y con una voz sorprendentemente sincera”. Una palabra que sobresale es la de superación. “Habla de lo difícil de ser madre y conciliar, ella metió a su madre en la Casa Blanca. Consigue que te puedas identificar, lo que no ocurre con otras biografías, que quizá sí te resultan más ajenas porque se centran más en temas políticos americanos”, sugiere Vergara.

Lo mismo ocurre con el libro de Albright, que es un memoir y “y no está contado en un tono académico, sino que extrae los rasgos de lo que fue el nazismo en su momento”, cuenta Elisabet Navarro. Hasta Woodward en Miedo relata las andanzas de Trump “como si se tratara de una película”, indica Roca.

Prima lo divulgativo, la acción y la identificación en busca de atraer estas figuras al lector en español. Como indica el escritor Roncagliolo sobre este alud de libros sobre políticos estadounidenses, “son personajes que también deciden tu vida. Y muy directamente. La crisis de las hipotecas de Estados Unidos golpeó más fuerte en España. Las armas norteamericanas para las luchas de Medio Oriente salen de Rota y Morón. Si hay un Trump allá, lo estudian y copian los Vox de acá. Los poderosos de Estados Unidos son también poderosos de España”. La oposición también se hace en las librerías.