20 rolas, agosto 2017 | Letras Libres
artículo no publicado

20 rolas, agosto 2017

Entre las decenas de álbumes lanzados se pueden rescatar algunas joyas musicales, principalmente dentro del indie y el rock

Agosto no trajo consigo muchos lanzamientos de calidad, pero entre las decenas de álbumes lanzados se pueden rescatar algunas joyas musicales, principalmente dentro del indie y el rock.

1. “Looking for the rain”
UNKLE (Londres)
Maestros del down tempo y trip-hop, el dúo UNKLE está de vuelta con su séptimo álbum, el primero en siete años: la mezcla de electrónica con rock gótico en este tema, que se hace evidente en algunos guitarrazos y la voz aterciopelada del veterano cantante invitado Mark Lanegan, lo hace una joya dentro de un álbum no tan llamativo.

2. “Trouble”
Frankie Rose (Brooklyn/Los Ángeles)
La cantante-baterista, que estuvo a punto de retirarse de la música, regresa con un cuarto álbum bastante sólido. Esta pieza está llena de psicodelia y electrónica, con tintes de pop y un aura melancólica.

3. “Livin’ on a question mark”
Lucky Soul (Londres)
Con un funk netamente electrónico y elementos de lo-fi y pop alternativo en las vocales, esta canción de una banda con doce años de trayectoria y tres álbumes publicados destaca como una propuesta original.

4. “The heart that makes me whole”
A.J. Croce (San Diego)
La historia de Croce es trágica: cuando tenía dos años su padre murió en un avionazo. Después, los cuatro años, quedó ciego tras una golpiza que le propinó el novio de su madre. Poco a poco recuperó la visión de su ojo izquierdo y ahogó su melancolía en la música. Aprendió a tocar escuchando la radio y, eventualmente, inspirándose en Ray Charles y Stevie Wonder. Con este soul-blues-rock exquisito, el cantante de 45 años se consagra.

5. “Mourning sound”
Grizzly Bear (Nueva York)
Esta banda ya está más que ubicada como punta de lanza del sonido indie rock electrónico que tanto ha dominado el panorama rockero en el último lustro. Sin presentar novedades en sus sonido, Grizzly Bear mantiene su alto nivel.

6. “Nite expo”
Thee Oh Sees (San Francisco)
Dentro de la psicodelia experimental cercana al noise rock, esta banda californiana lleva 20 años siendo el referente que ha influido en bandas de todo el mundo. En su decimoséptimo álbum destaca esta pieza, fiel al estilo del grupo.

7. “Hey Joe”
The Jerry Douglas Band (Warren, Ohio)
Virtuoso de la guitarra con resonador y de la lap steel, Douglas es una suerte de leyenda que ha grabado en más de mil 600 álbumes y se ha ganado 14 Grammys. Lo interesante de esta famosa pieza –cuya versión más popular es quizá la de Hendrix– es que plantea un sonido de bluegrass con tintes de country más alternativo e indie de lo común.

8. “I’m gonna live forever until I’m dead”
Dent May (Los Ángeles)
Lo que sorprende de esta pieza del peculiar músico nacido en Mississippi es que de pronto se siente como una canción infantil, pero hay ciertos elementos de distorsión y de técnica vocal que le dan un trasfondo desquiciante, profundo y un tanto lúgubre a la vez.

9. “Lower worlds”
Rainer Maria (Madison)
El emo está de vuelta. Esta banda inspirada en el poeta austriaco regresa después de una separación de once años, y mantiene el mismo sonido y energía que la hiciera una de las más populares de su género a fines de los noventa.

10. “Lips that bite”
Downtown Boys (Providence, Rhode Island)
No todo el punk con tintes festivos y alegres debe remitir a proyectos frívolos del tipo Linkin Park. Downtown Boys retoma la esencia del happy punk, pero le da un giro totalmente alternativo, creando un sonido muy interesante y novedoso dentro de esa línea.

11. “It’s a jungle out there”
Randy Newman (Los Ángeles)
Escuchar una pieza de protesta con cierto sarcasmo al son de las grandes bandas estilo Nueva Orleans resulta en una interesante mezcla, sello de este veterano músico estadounidense.

12. “Jhooli laal qalandar”
Rafiki Jazz (Londres)
Esta banda es otro combo de instrumentistas de todo el mundo que se dan lugar en la cosmópolis para generar un sonido folk que abreva de todas partes sin importar frontera alguna, ya sea física o, sobre todo, impuesta por los puristas del folk de cada país

13. “Talk to me”
Cymbals (Londres)
Esta pieza evoca mucho al New Order de los años 80, sobre todo por el parecido a “Your silent face” (Power, corruption & lies, 1983), aunque posteriormente gira hacia un sonido indie pop.

14. “Walking on the burning coal”
Gogol Bordello (Nueva York)
En su noveno álbum, la banda que llevara el gypsy punk a la fama mundial sigue con la brújula musical a la deriva. Pero tienen algunas piezas rescatables, como esta, donde queda clara la habilidad melódica del cantante y compositor Eugene Hutz, y el sello único de su violinista, Sergey Ryabtsev.

15. “Head like a haunted house”
Queens of the Stone Age (Palm Desert)
No hay nada nuevo en el séptimo y muy esperado disco de estos rockeros californianos, pero su estilo sigue siendo único y hace lucir la destreza vocal de su cantante, Josh Homme.

16. “Roudesann”
Bokanté (Estados Unidos)
Otro “dream team” de la world music es este ensamble que mezcla exitosamente ritmos sincopados africanos, rock de guitarra setentero y el delta blues. Esta pieza es un deleite de fusión musical.

17. “Boogie feet”
Kesha ft. Eagles of Death Metal (Los Ángeles)
El pop a veces un tanto insulso de Kesha adquiere un giro muy distinto con la colaboración de Eagles of Death Metal, proyecto alterno del cantante de Queens of the Stone Age, que tristemente se hiciera famoso por el atentado terrorista ocurrido durante su presentación en el Bataclan de París. Esta pieza fusiona cabalmente funk, rock, pop y una letra humorística.

18. “Witch wolf”
The Mynabirds (Omaha)
Triste por la victoria de Trump, al mismo tiempo que por las muertes de Bowie y Cohen, la cantante Laura Burhenn lanzó el tercer álbum de la banda que lidera con un fuerte tinte de protesta. El resultado es una suerte de indie core con tintes psicodélicos.

19. “KNOCK KNOCK KNOCK”
RAT BOY (Essex)
Fanático del primer álbum de The Streets así como de la música de Jamie T, Jordan Cardy, mejor conocido como Rat Boy, creó un proyecto que absorbe cabalmente las influencias: la voz remite a The Streets, la estridencia a Jamie T. Es un nuevo talento al que habrá que echarle ojo.

20. “Dreaming in the non-dream”
Chris Forsyth (Filadelfia)

Esta pieza de 15 minutos es un interesante viaje al rock funk y psicodelia musical por parte de este célebre virtuoso guitarrista, más que consolidado en su doceavo álbum.

 

Aquí pueden escucharse las 20 canciones en Spotify.