Roberto Wong | Letras Libres
artículo no publicado
  • La pesca de trucha en América se sigue leyendo en todo el mundo y es, al día de hoy, un libro de culto que reúne a lectores en una suerte de cofradía. Brautigan no es para cualquiera: deja más preguntas que respuestas; desconcierta, pero también seduce.
  • En una época donde la imagen se ha banalizado, el punto de vista de Jones es interesante: la pintura figurativa debe ofrecer una mirada fresca, más allá de la “trivialidad de lo instantáneo”. 
  • Los algoritmos son el equivalente moderno del “destino”: no solamente no sabemos cómo operan sino que, de manera invisible, dirigen nuestras vidas de formas insospechadas.
  • Lo que pasa con Juan Emar es fantástico: antes de leerlo no existe, es decir, Juan Emar aparece sorpresivamente, de un momento a otro, como un tesoro que no se ha buscado.
  • Seducido por una vieja fotografía de Lucian Freud, Johns creó "Regrets": diez dibujos, dos impresiones y dos pinturas que fueron presentadas por vez primera en el MoMA en 2014.
  • You can’t win(1926), la novela autobiográfica de Jack Black se sitúa entre dos polos de la experiencia humana: el santo y el maldito. 
  • Es posible que todos los momentos que reconocemos en nuestra relación diaria con la comida un día desaparezcan. ¿Por qué? Propongo tres posibilidades.
  • París D.F. es la primera novela de Roberto Wong, ganadora del Ia primera edición del Premio Dos Passos.
  • Decimos, en la literatura, que la posteridad nos juzgará a todos, pero tal posteridad es demasiado humana: olvida y discrimina.