Pilar Adón | Letras Libres
artículo no publicado
  • Ser artista, para la poeta estadounidense, implicó desde el principio renunciar a todo lo que no fuera arte. Renunciar al placer y centrarse en la creación, sin distracciones externas. Aprender a estar en lo más alto y en lo más bajo. Escribir hasta el mareo. Hasta la extenuación.