Óscar Constantino Gutiérrez | Letras Libres
artículo no publicado
  • Mientras este gobierno siga jugando a las buenas intenciones con malos resultados, presumirá de logros que fácilmente caerán, por su falta de sustento real.
  • El entramado jurídico mexicano permite que los poderes ejecutivo y legislativo incidan en la permanencia de los jueces en su cargo, socavando la necesaria independencia del poder judicial. De cara al nombramiento de un nuevo ministro de la Suprema Corte, es urgente debatir un sistema donde todos los detentadores del poder tengan controles y límites reales.