Octavio Gómez Dantés | Letras Libres
artículo no publicado
  • Después de la crisis de la covid-19, las sociedades deberían repensar aspectos claves como el desarrollo, la salud, la política global y la relación con el medio ambiente. A menudo se habla de una “nueva normalidad”, pero más importante sería construir una “mejor normalidad”.
  • En 1983 arrancó un movimiento hacia la universalización de la salud, que con los años la alejó del ámbito asistencial. Este esfuerzo de varias generaciones se interrumpió en 2020 con la puesta en marcha del Insabi, que constituye una regresión democrática y un salto al pasado.
  • Las medidas que tomó Brasil para enfrentar al mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus, no son necesariamente exportables a México. 
  • Todavía estamos en condiciones de evitar una catástrofe de consecuencias inimaginables.
  • Se calcula que hay no menos de 40 mil médicos cubanos trabajando en 66 países de Asia, África y América Latina. La exportación de servicios médicos se ha convertido en la principal fuente de divisas de Cuba.
  • Para la dirigencia cubana la homosexualidad era un peligro que corrompía a niños y jóvenes e impedía el surgimiento de ese ‘hombre nuevo’ del que tanto hablaban el Che y los sumisos compositores de la Trova Cubana.
  • Una de las principales banderas de la Revolución cubana ha sido la salud, por ello en la nueva ley de inversión extranjera que explora el parlamento cubano se excluye a este sector.
  • Continúa la serie de cartas dirigidas a investigadores, pensadores, inventores o polemistas muertos para contarles qué ha sucedido tras su descubrimiento o propuesta.