Nuria Amat | Letras Libres
artículo no publicado
  • En sus inicios, el agente 007 representó un modelo de masculinidad, que en años recientes ha tenido que adaptarse al cambio de época. En su lugar, las mujeres que apenas tenían relevancia en las películas de Bond han comenzado a robarse la pantalla.