Martina Bastos | Letras Libres
artículo no publicado
  • En un pueblo de la serranía peruana, los hombres heredan parcelas de melocotón. Algunos, además, una ceguera irreversible. Amador, Lorenzo, Mauro e Ignacio son cuatro hermanos ciegos: los primeros ciegos de Parán. ¿Se puede cultivar a tientas los mejores melocotones de Perú?